• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ashton volverá a Kiev la próxima semana

La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton / EFE

La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton / EFE

La alta representante de la UE se mostró "profundamente alarmada por la violencia y los casos de intimidación y tortura", y aseguró estar "particularmente consternada por el trato cruel y la tortura" sufrida por el opositor Dmytro Bulatov

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, anunció que volverá a viajar a Kiev la próxima semana, después de constatar que la situación es "muy preocupante" en Ucrania.

Tras reunirse con los representantes de la oposición ucraniana en Munich (Alemania) este viernes, al margen de la Conferencia de Seguridad de Munich, Ashton afirmó esta medianoche en un comunicado que regresará a la capital ucraniana la próxima semana "en nombre de la Unión Europea".

Ashton indicó que mantuvo una "discusión en profundidad sobre la situación en Ucrania" con los representantes de la oposición.

La alta representante de la UE se mostró "profundamente alarmada por la violencia y los casos de intimidación y tortura", y aseguró estar "particularmente consternada por el trato cruel y la tortura" sufrida por el opositor Dmytro Bulatov.

Bulatov, uno de los líderes del grupo opositor "Automaidán" que organiza caravanas de vehículos para realizar escraches, reapareció el pasado jueves después de estar desaparecido durante una semana con numerosos signos de violencia, como navajazos en el rostro y en el cuerpo, así como cortes en una oreja.

La jefa de la diplomacia comunitaria se mostró también especialmente preocupada por las informaciones que apuntan a que se habría intentado arrestar a Bulatov mientras continúa hospitalizado.

"Esto es completamente inaceptable y debe parar de manera inmediata", dijo.

Ashton viajó a Kiev esta semana para reunirse con las autoridades, la oposición y la sociedad civil de Ucrania, con vistas a continuar los esfuerzos de mediación de la UE en el conflicto y fomentar que las partes logren una salida negociada y pacífica a la crisis.