• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ashton y ministro de Exteriores de Irán se reunirán

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton | Reuters

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton | Reuters

El encuentro tendrá lugar este mes en Nueva York, al margen de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Catherine Ashton, alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, anunció que ha acordado reunirse este mes en Nueva York con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, cita en la que espera poder fijar una fecha para retomar las negociaciones internacionales con Teherán sobre su programa nuclear.

El encuentro tendrá lugar al margen de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, según indicó Ashton a los periodistas a su llegada a la reunión que los ministros de Exteriores de la Unión Europea celebran en Vilna.

Diálogo. La jefa de la diplomacia explicó que ayer habló por teléfono con Zarif, después de que el jueves el presidente de Irán, Hasan Rohaní, anunciase que ha encargado al Ministerio de Asuntos Exteriores dirigir las negociaciones internacionales sobre la cuestión nuclear.

"Tenemos fechas disponibles y acordamos que nos encontraremos a principios de la semana de la Asamblea General para hacer avanzar esto", señaló Ashton. La diplomática que representa a las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania en las conversaciones con Irán, dijo estar a la espera de conocer la persona que el Ministerio de Exteriores iraní propondrá como interlocutor.

Hasta ahora. Hasta las pasadas elecciones, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional y su secretario, Said Jalili, habían sido los encargados de encabezar la representación iraní en esas conversaciones. El presidente Rohani ya había dejado clara su voluntad de volver al diálogo con el llamado Grupo 5+1 (China, EE UU, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) con quien Irán mantuvo varios encuentros sin resultados concretos bajo el anterior Gobierno.

Algunos países, con EE UU a la cabeza, sospechan que el programa nuclear tiene una vertiente militar destinada a fabricar armas atómicas, mientras Teherán lo niega y asegura que es exclusivamente civil y pacífico.

 Washington y sus aliados en el G-5+1 quieren que Irán deje de enriquecer uranio y desmantele algunos de sus centros nucleares, en especial la planta subterránea de Fordo, mientras que Teherán asegura que precisa el combustible que producen para usos civiles.