• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Asesora de Obama llega a Israel en medio de tensión por denuncia de espionaje

Asimismo coincide con la tensión que preside el diálogo entre ambos aliados desde que el ala más extremo de la derecha israelí, con varios ministros a la cabeza, criticara a Kerry por su forma de mediar 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La asesora de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Susan Rice, llega hoy a Jerusalén en un momento de tensión en las relaciones bilaterales debido a los ataques contra el secretario de Estado, John Kerry, durante el fallido proceso de paz y a las informaciones que apuntan a que Israel habría espiado a EE UU.

Este miércoles, horas antes de su aterrizaje, el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, negó categóricamente esa denuncia, publicada ayer por la revista estadounidense Newsweek al hilo de la controvertida negociación que ambos países mantienen para logra la exención de visados a los ciudadanos israelíes.

"En primer lugar, estas son acusaciones maliciosas", defendió el responsable de la diplomacia israelí en una entrevista con la radio pública nacional, en la que subrayó que además "carecen de base".

"No aceptaría que se espiara a EE UU de ninguna de las maneras, ni directa, ni indirectamente", apostilló Lieberman.

El semanario neoyorquino publicó ayer un reportaje en el que citaba a fuentes anónimas de la inteligencia y funcionarios del Congreso estadounidense y en el que se aseguraba que estas consideraban que Israel habría traspasado todas las líneas rojas al haber espiado a EE UU.

En las últimas semanas, esas fuentes dijeron tener conocimiento de actividades de espionaje llevadas a cabo por Israel, que calificaron de "impropias" y "sin parangón", y que habrían excedido actividades similares realizadas por cualquier otro aliado de Washington como Alemania, Francia, Reino Unido o Japón.

Esas valoraciones fueron hechas en charlas informativas confidenciales en las que varios comités del congreso estadounidense analizaron una propuesta para aliviar las restricciones en los visados de entrada a EE UU a ciudadanos israelíes, recoge el medio.

Lieberman insistió hoy en que durante su reciente visita diplomática a EE UU el mes pasado, ninguno de los congresistas con los que se reunió le expresaron ninguna "queja" relacionada con supuesto espionaje, ni en los encuentros formales o a puerta cerrada que mantuvo en la capital estadounidense.

Aseveró que las acusaciones forman parte de una trama lanzada por por entidades en EE UU para sabotear las relaciones entre los dos aliados y quitó hierro a la información al asegurar que no afectará a los lazos bilaterales.

La Embajada israelí en Washington negó igualmente las acusaciones en la noche del martes.

"Israel no realiza operaciones de espionaje en EE UU. Punto y final", recalcó su portavoz, Aharon Sagi, que condenó "el hecho de que se arrojen aserciones escandalosas y falsas" contra su país.

La polémica ha saltado a la palestra en momentos en el que Israel aspira a sumarse a un programa por el que EE UU podría facilitar visados a israelíes para poder viajar con mayor facilidad.

Asimismo coincide con la tensión que preside el diálogo entre ambos aliados desde que el ala más extremo de la derecha israelí, con varios ministros a la cabeza, criticara a Kerry por su forma de mediar en el último y fallido intento de diálogo entre palestinos e israelíes.

Susan Rice, principal asesora de Exteriores del presidente, Barack Obama, encabezará la delegación estadounidense en el grupo de consultas de EE UU e Israel, junto a representantes de los Departamentos de Estado, Defensa, el Tesoro y la comunidad de inteligencia.

El foro bilateral se reúne periódicamente para mantener "consultas estratégicas entre las agencias" de ambos países respecto a "asuntos de seguridad bilateral y regional", señaló un portavoz de la Casa Blanca.