• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Asesinan a fiscal que investigaba muerte de Benazir Bhutto

Benazir Bhutto | Reuters

Benazir Bhutto | Reuters

En otro hecho de violencia un aspirante a un escaño en el Parlamento fue asesinado en Karachi

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fiscal que dirigía la investigación por la muerte de la ex primera ministra de Pakistán Benazir Bhutto y los atentados de Bombay en 2008 fue asesinado a tiros en Islamabad cuando salía de su domicilio en dirección del tribunal, informó la policía.

Chaudhry Zulfiqar iba al volante de su automóvil cuando recibió varios balazos disparados por unos pistoleros en moto en una calle muy frecuentada de un barrio residencial de la capital pakistaní. El abogado iba la audiencia en el tribunal antiterrorista de Rawalpindi, a unos 30 kilómetros de la capital, dedicada a Bhutto. Asesinada en la misma ciudad el 27 de diciembre de 2007 en un mitin político.

El guardaespaldas de Zulfiqar resultó herido y una transeúnte murió al ser atropellada por el vehículo del fiscal, según la policía. Los atacantes se dieron a la fuga.

Según los médicos, el fiscal murió por las heridas recibidas antes de llegar al hospital de Islamabad.

El asesinato se produce a ocho días de las elecciones generales consideradas como históricas ya que el gobierno civil acaba de terminar una legislatura completa de cinco años, hecho inédito en este país en donde los golpes de Estado militares se habían tornado constantes.

El año pasado se reforzó la seguridad de Zulfiqar luego de que su nombre fuera mencionado en amenazas dirigidas a los policías y abogados que investigaban el asesinato, hasta hoy sin aclarar.

Los autores del hecho no han sido identificados, pero uno de los investigadores dijo que Zulfiqar recibió amenazas –desde un número de Afganistán, bastión de los talibanes– para que no se presentara en el tribunal.

El jurista era también el principal fiscal en inculpar en 2009 a siete personas por organizar los sangrientos atentados de Bombay que causaron 166 muertos.

El presidente Asif Alí Zardari, viudo de Bhutto, condenó el asesinato y ordenó una investigación en profundidad para hallar a los culpables.

El caso volvió a la luz pública recientemente con el regreso del exilio del ex presidente Pervez Musharraf, acusado de no haber protegido a Bhutto. El ex gobernante está actualmente bajo arresto domiciliario pero nadie ha sido condenado por el asesinato de la política.

El gobierno de Musharraf acusó en su momento a Baitulah Mehsud, el jefe de los rebeldes paquistaníes, por el homicidio aunque éste siempre negó su participación en el asesinato. El líder insurrecto murió en 2009 por un misil teleguiado.

El hijo de Bhutto y de Zardari, Bilawal Bhutto Zardari, había acusado a Musharraf de haber ordenado el asesinato de su madre.


Sicariato. En Karachi, al sur del país, Sadiq Zaman Khattak, que optaba a un escaño parlamentario en las próximas elecciones generales, murió tiroteado junto a su hijo de seis años de edad. Khattak salía de una mezquita cuando un grupo de desconocidos abrieron fuego y acabaron con su vida, la de su hijo, e hirieron a cuatro personas más, entre ellas dos niños.