• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Asesinaron en el norte de Colombia a hermano del Contralor colombiano

Versiones de lugareños indican que dos hombres que viajaban en una motocicleta dispararon contra Maya Daza cuando salía de su vivienda 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sicarios que iban en una motocicleta asesinaron hoy a tiros en un barrio de la ciudad colombiana de Valledupar al médico Ángel Eléison Maya Daza, hermano del actual Contralor de la República, Edgardo Maya Villazón, informaron hoy medios locales.

Versiones de lugareños indican que dos hombres que viajaban en una motocicleta dispararon contra Maya Daza cuando salía de su vivienda en un exclusivo barrio de la capital del departamento del Cesar.

El médico cirujano fue llevado a un hospital cercano pero llegó sin signos vitales.

Maya Daza fue gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar y en 2010 fue condenado a seis años de prisión por poner ese centro al servicio de los grupos paramilitares, pena que cumplió en una cárcel de Bogotá.

Posteriormente, en mayo de 2012, la Procuraduría de Colombia lo destituyó de manera retroactiva y lo inhabilitó de por vida para el ejercicio de cargos públicos por sus vínculos con los paramilitares.

Según la investigación disciplinaria, el hospital fue penetrado por el disuelto Bloque Norte (BN) de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), por testaferros de "Alejandro" o "101", alias del comandante paramilitar.

Los investigadores también establecieron que era tal la cercanía del médico Maya con mandos de las AUC, que de manera constante los visitaba en un campamento de la zona rural de Valledupar.

Allí, Maya "no solo se reunía con los comandantes del Bloque Norte, sino que, aún más lejos, portaba uniformes y armas del grupo, llegando a adelantar prácticas de tiro, entre otras actividades", señaló en su momento la Procuraduría.

Valledupar es la capital del Cesar, departamento de la frontera con Venezuela en el que el BN tuvo una fuerte presencia y control.

Las AUC se disolvieron en 2006 dentro de un proceso de paz con el Gobierno del ahora expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) que implicó el desarme de más de 31.000 paramilitares.