• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Aseguran que Siria es uno de los países de más sofisticado arsenal químico

Conflicto en Siria / EFE

Conflicto en Siria / EFE

Pese a que no hay datos oficiales y fiables del volumen de los arsenales de armas químicas en Siria, el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales estima que el programa sirio ha conseguido almacenar centenares de toneladas de agentes como el gas mostaza y el gas sarín

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siria es uno de los pocos países del mundo no signatario de la Convención sobre Armas Químicas de 1993 y es uno de los que tiene un mayor y más sofisticado arsenal químico, según datos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), con sede en Washington.

Solo Siria, Egipto, Corea del Norte, Angola y Sudán del Sur no han firmado la Convención sobre Armas Químicas, mientras que Israel y Birmania son signatarios pero no han ratificado un tratado internacional que obliga a acabar con el desarrollo, producción y uso de armamento químico.

No obstante, desde 1968, Siria ha sido parte del Protocolo de Ginebra, que prohíbe a los países participantes usar tóxicos químicos o biológicos contra otras naciones.

Pese a que no hay datos oficiales y fiables del volumen de los arsenales de armas químicas en Siria, el CSIS estima que el programa sirio ha conseguido almacenar centenares de toneladas de agentes como el gas mostaza y el gas sarín.

También, muy posiblemente, Siria dispone de cantidades importantes del agente nervioso VX, el químico más tóxico creado por el hombre, tan mortífero que los Ejércitos que lo han usado no lo han hecho de manera amplia por miedo a verse afectados también y a contaminar zonas estratégicas.

Una sola gota de sarín puede matar a una persona, mientras que la misma cantidad de VX, menos volátil que otro tipo de agentes y por lo tanto más persistente, es suficiente para matar a más de cinco adultos.

Según el informe del CSIS, publicado en mayo pasado, pese a que Siria depende de la ayuda exterior para mantener su producción de armas químicas, el país cuenta posiblemente con "uno de los programas más avanzados de Oriente Medio".

Un informe del Servicio de Investigación del Congreso de EE UU de la semana pasada indica, por otro lado, que "Siria ha intentado conseguir durante algún tiempo capacidad de producir armas químicas por sí misma", aunque sigue siendo dependiente de socios extranjeros como Irán.

El informe parlamentario recoge una declaración del general israelí Yair Naveh de junio de 2012 en la que asegura que el arsenal químico de Siria es el "más grande del mundo", algo difícil de confirmar con los datos disponibles de manera pública e independiente.

El presidente sirio, Bachar al Asad, reconoció en julio del año pasado que su Gobierno posee armas químicas, pero que solo las usaría en el caso de una intervención militar extranjera, algo que parece a punto de producirse.

El programa de armas químicas de Siria comenzó a ampliarse en los años 80 como parte de su estrategia de disuasión y defensa contra Israel, país con el que se había enfrentado en 1967, 1973 y 1982 con el resultado de una derrota para el régimen sirio, que perdió el control de los Altos del Golán.

El James Martin Center de Estudios sobre No Proliferación, con sede en Washington, considera que Siria posee misiles Scud (con alcance de hasta 700 kilómetros), piezas de artillería y otros tipos de cohetes de corto alcance con capacidad de cargar material químico.

Especialmente los misiles Scud sirios supondrían una grave amenaza para Israel.

Desde que comenzó el conflicto civil en Siria hace algo más de dos años, la gran preocupación de Estados Unidos es que el arsenal químico de Siria caiga en manos de grupos vinculados a Al Qaeda, contrarios al régimen de Asad, o sea cedido por el Gobierno de ese país aliados de la milicia chiíta Hizbulá.

Entre los centros sirios implicados en el programa químico de Siria y por lo tanto posibles objetivos en una acción militar estadounidenses están el centro de investigación científica de la ciudad portuaria de Latakia e instalaciones vinculadas en Hamah, Homs y Damasco.