• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Aseguran que Brasil temía un autogolpe de Maduro

El rotativo expone que Rousseff desearía que Caracas abandonara las prácticas poco diplomáticas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diario brasileño O Estado de Sao Paulo publicó una información en la que se afirma que el gobierno de Dilma Rousseff llegó a temer que el presidente Nicolás Maduro apelara a un autogolpe ante la ola de protestas que enfrenta su gobierno desde febrero.

De acuerdo con la nota, Brasilia hizo llegar un mensaje de desaprobación al gobierno venezolano para hacerle saber que la reacción sería similar a la que hubo en el caso de Paraguay cuando fue destituido el presidente Fernando Lugo y ese país fue suspendido de Mercosur.

La información, publicada a propósito de la visita que realizó a Brasil la diputada María Corina Machado, señala que el gobierno de Rousseff considera ahora que ya Maduro tiene el control de la situación por lo que no hay más riesgos institucionales, y en referencia a la visita de la diputada, dijo que no trataría las declaraciones de una autoridad venezolana en su propio país.

Según el diario, al gobierno de ese país le gustaría que Maduro detuviese el encarcelamiento de opositores y abandonara prácticas poco diplomáticas como la destitución de Machado de su curul, cuestiones que Brasilia se abstiene de criticar en público.

El canciller de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, quien viajó a Caracas la pasada semana acompañando la misión de la Unión de Naciones Suramericanas, dijo que todas las partes habían mostrado disposición al diálogo pero luego reconoció que es muy difícil la negociación por el intercambio de acusaciones de parte y parte. Figuereido expresó que aún gran parte de la oposición radical rechaza la mediación del organismo.

“Los diplomáticos brasileños celebraron que el gobierno de Venezuela aceptara el establecimiento de una comisión de derechos humanos para investigar las muertes en las protestas”, concluyó la nota.

A la defensiva
Los cancilleres de Brasil y Chile defendieron la misión de la Unasur en Venezuela, después de que Machado afirmara que esta carece de credibilidad y que no están dadas las condiciones para un diálogo con el gobierno. Figueiredo aseguró que la organización tuvo un amplio acceso a todas las fuerzas en el país, y que generó una confianza muy grande. “Ese esfuerzo regional es muy importante y está siendo valorizado por las fuerzas políticas con las que nos encontramos en Caracas”, dijo el canciller de Brasil.