• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ascienden a 43 los muertos en la manifestación contra las milicias en Trípoli

Cientos de personas participaron ayer en una marcha pacífica para reclamar la marcha de las milicias armadas de la capital libia | Reuters

Cientos de personas participaron ayer en una marcha pacífica para reclamar la marcha de las milicias armadas de la capital libia | Reuters

Los últimos datos facilitados por las autoridades cifraban en 32 los muertos y 391 los heridos, aunque una fuente aseguró a Efe que las cifras eran provisionales ya que se desconocía el número exacto de civiles y milicianos muertos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos 43 personas murieron y casi medio millar resultaron heridas durante una manifestación celebrada el viernes en Trípoli contra la presencia de milicias armadas, informaron fuentes médicas.

Ante esta situación, el ayuntamiento de la capital libia ha decretado tres días de luto

Los últimos datos facilitados por las autoridades cifraban en 32 los muertos y 391 los heridos, aunque una fuente aseguró a Efe que las cifras eran provisionales ya que se desconocía el número exacto de civiles y milicianos muertos.

En el hospital de Abou Slim, Efe ha constatado que numerosos heridos se encuentran en estado grave y que esta madrugada se han lanzado llamamientos para la donación de sangre y la movilización de personal médico ante la magnitud de la tragedia.

Cientos de personas participaron ayer en una marcha pacífica para reclamar la marcha de las milicias armadas de la capital libia y cuando los manifestantes se acercaron a la sede de una de esas milicias, en el barrio de Gargur, fueron atacados con fuego real de forma indiscriminada.

Tras el comienzo de los disparos, el caos se extendió entre los manifestantes y acudieron al lugar brigadas de milicianos de distintas zonas de Trípoli y civiles armados y estallaron violentos enfrentamientos.

"Lo peor para el pueblo libio es la presencia de armas fuera de las manos de las fuerzas del Estado, de las manos del Ejército y de la Policía", dijo el primer ministro, Ali Zidán, que condenó lo ocurrido y llamó a los ciudadanos a la calma.