• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Al Asad cree que sus tropas obtendrán una victoria contra los rebeldes

Bachar Al Asad, presidente de Siria | EFE

Bachar Al Asad, presidente de Siria | EFE

"Tenemos la certeza de ganar", dijo el presidente sirio subrayando sus "logros políticos y militares". "Ello no quiere decir que todo está resuelto, tenemos mucho que hacer en política y en el combate contra los grupos terroristas extremistas"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente sirio, Bashar al Asad, dijo estar seguro de que sus tropas obtendrán una victoria contra los rebeldes, según declaraciones consignadas por un periódico libanés, mientras que Carla del Ponte, miembro de la Comisión de Investigación Independiente de la ONU, pidió este lunes la intervención de la justicia.

Por su parte, la Unión Europea (UE) decidió prorrogar tres meses más las sanciones contra Siria y proporcionar un apoyo mayor para proteger a los civiles.

Tan inflexible como cuando comenzó la revuelta, el presidente Asad afirmó que tiene la "certeza" de poder ganar la guerra, en declaraciones hechas ante políticos libaneses y difundidas este lunes por un diario prosirio de Beirut.

"Tenemos la certeza de ganar", dijo subrayando los "logros políticos y militares" del régimen. "Ello no quiere decir que todo está resuelto, tenemos mucho que hacer en política y en el combate contra los grupos terroristas extremistas", agregó.

El régimen de Bashar al Asad asimila a los rebeldes con terroristas y los acusa de ser financiados y respaldados por el extranjero, en particular Arabia Saudita, Catar y Turquía. En 23 meses, el conflicto dejó unos 70.000 muertos, según la ONU.

En Bruselas, los ministros de Relaciones Exteriores de la UE prolongaron hasta finales de mayo las sanciones contra Damasco. Estas sanciones fueron enmendadas para "proporcionar un apoyo no letal más importante y una asistencia técnica para la protección de civiles".

Ante el horror de la violencia que, además de las muertes, empujó al éxodo a miles de refugiados, Carla del Ponte, miembro de la Comisión de Investigación Internacional de la ONU, afirmó en Ginebra que es hora de "que intervenga la justicia" internacional con respecto a los crímenes de guerra.

"Sugerimos la Corte Penal Internacional", declaró Del Ponte al presentar un informe que denuncia la escalada de violencia y crímenes de guerra cometidos por los dos bandos en la guerra civil siria.

La exfiscal del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) recordó que la comisión enumeró una lista, que permanece secreta, de los responsables de crímenes de guerra en Siria.

El informe de la Comisión de Investigación, creada en 2011 y que jamás pudo viajar a Siria, condena a los dos protagonistas por crímenes de guerra, aunque subraya que el bando gubernamental es el principal responsable de estas atrocidades.

Este lunes, los rebeldes se apoderaron de un retén militar en la carretera que conduce al aeropuerto internacional de Alepo, en el marco de la "gran batalla de los aeropuertos" que se desarrolla en esta zona, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Gran Bretaña y que dispone de una amplia red de militantes y médicos sobre el terreno.

Por su parte, el ejército sirio afirmó que se preparaba a "limpiar" en las próximas 48 horas la zona controlada por los insurgentes, mientras que los combates continuaban en el lugar.

Ocho miembros de los servicios de información sirios murieron en un ataque contra su retén en Nabek, en la provincia de Damasco, según el OSDH, que también informó de bombardeos en la ciudad de Daraya, escenario de combates desde hace tres meses.

El régimen de Damasco evaluó en 11.000 millones de dólares (8.200 millones de euros) los destrozos ocasionados a las infraestructuras sirias por los actos de sabotaje.