• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Al Asad: Para facilitar la paz se debe poner fin al apoyo a terroristas

El presidente de Siria, Bachar al Asad / Reuters

El presidente de Siria, Bachar al Asad / Reuters

El régimen sirio ya ha confirmado que asistirá a la llamada conferencia Ginebra 2, la cual estará enmarcada en la paz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente sirio, Bachar al Asad, afirmó este miércoles que se debe poner fin al apoyo que dan algunos países a los "terroristas" que combaten a su régimen, para propiciar el diálogo en la segunda conferencia de paz de Ginebra.

Al Asad insistió en este punto durante una reunión en Damasco con el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, que busca apoyos a esta conferencia, prevista para el mes de noviembre.

El régimen sirio ya ha confirmado que asistirá a la llamada conferencia Ginebra 2, donde en su opinión tiene que producirse un diálogo "entre sirios" alejado de las injerencias extranjeras.

Según los medios oficiales, Al Asad remarcó que el pueblo sirio es el único que puede definir su futuro y que cualquier solución que se alcance debe gozar de una amplia aceptación popular.

El mandatario destacó también que el éxito de cualquier solución política está vinculado al fin del respaldo a los "grupos terroristas", como se refieren las autoridades de Damasco a la oposición armada.

A su juicio, se debe aumentar la presión sobre los países que facilitan la entrada de los extremistas al territorio sirio y les suministran armas y fondos.

"Este asunto es el paso más importante para propiciar las circunstancias adecuadas para el diálogo", subrayó Al Asad, que acusa principalmente a Catar, Arabia Saudí y Turquía de armar a los rebeldes.

Brahimi aseguró, por su parte, que sus esfuerzos se centran en facilitar que los sirios participen en la reunión, se acuerde una solución pacífica lo antes posible y se diseñe una visión preliminar sobre el futuro de Siria.

En el encuentro, el mediador internacional expuso los contactos efectuados durante la gira internacional que está llevando a cabo para preparar la conferencia de paz.

El principal grupo opositor, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), es reticente a participar en Ginebra 2, mientras que varios grupos armados de tendencia islamista ha denunciado que acudir a la conferencia equivale a una "traición".

Esta previsto que la CNFROS adopte una postura definitiva a finales de la próxima semana durante una reunión de su ejecutiva en Estambul.

Ante esta indecisión, Rusia, uno de los principales aliados de Al Asad, criticó hoy que algunos opositores y sus aliados estén dificultando la celebración de la conferencia.

"Esperamos que no haya provocaciones que arruinen el proceso", advirtió el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, en Atenas, donde se encuentra de visita oficial.

Durante su estancia en Damasco, el mediador internacional se entrevistó también ayer con el ministro de Exteriores, Walid al Mualem, y con dirigentes de la llamada "oposición interna", que abogan por una transición pacífica y respaldan la participación en Ginebra 2.

Este segundo encuentro de Ginebra fue propuesto por Washington y Moscú en mayo pasado para dar una salida política a la actual guerra civil y aplicar la iniciativa de transición acordada en la ciudad suiza en junio de 2012.

Dicha iniciativa, consensuada por el Grupo de Acción para Siria, que incluye a EEUU y Rusia, estipula la formación de un gobierno de transición en el que estén representadas figuras del régimen y de los grupos opositores.

En su última visita a Damasco, en diciembre de 2012, Brahimi ya abogó por impulsar esa propuesta de un gobierno de transición en Siria y consideró que "reúne todos los elementos necesarios para poner fin al conflicto".