• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Arrestaron a ex ministro de Lula Da Silva y Dilma Rousseff por corrupción

Lula da Silva, ex presidente de Brasil, junto a su correligionaria Dilma Rousseff | Foto: AFP

Lula da Silva, ex presidente de Brasil, junto a la presidenta suspendida Dilma Rousseff | Foto: AFP

Paulo Bernardo fue ministro de Planificación hasta fines de 2010, cuando terminó el segundo mandato de Lula, y ministro de Comunicaciones de Rousseff, puesto que ocupó hasta fines de 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un ex miembro de los gabinetes del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y de la presidenta suspendida Dilma Rousseff fue detenido en relación con sobornos por valor de 30 millones de dólares.

Paulo Bernardo está acusado de una serie de delitos relacionados con pagos que efectuó el Ministerio de Planificación por servicios de tecnología informática entre 2010 y 2015, dijo la policía federal en un comunicado.

Las oficinas en Sao Paulo y Brasilia del partido izquierdista que ganó las últimas cuatro elecciones en Brasil eran allanadas por la policía. Un secretario del alcalde paulista Fernando Haddad y un extesorero del Partido de los Trabajadores eran buscados en relación con el caso.

Bernardo fue ministro de Planificación hasta fines de 2010, cuando terminó el segundo mandato de Lula, y ministro de Comunicaciones de Rousseff, puesto que ocupó hasta fines de 2014. Los investigadores dijeron en conferencia de prensa que recibió personalmente unos 2 millones de dólares cuando era ministro y estimaron el costo total en 30 millones.

Los abogados de Bernardo calificaron el arresto de ilegal.

La esposa de Bernardo, Gleisi Hoffmann, ahora senadora, fue la jefa de gabinete de Rousseff. Ambos están siendo investigados en el caso de la petrolera estatal Petrobras, que ha implicado a muchos de los principales políticos brasileños.

El Partido de los Trabajadores denunció la operación policial como "innecesaria".

"En medio de acusaciones de corrupción de políticos y empresarios, armaron una operación en un nuevo intento de criminalizar el Partido de los Trabajadores", dijo en alusión a acusaciones contra miembros del grupo íntimo del presidente interino Michel Temer.