• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Arranca juicio contra magnate chino por homicidio, corrupción y otros delitos

El millonario, de 48 años, está acusado junto a 35 cómplices de acumular un total de alrededor de 7.000 millones de dólares a través de prácticas corruptas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El magnate de la minería china Liu Han se sentó hoy en el banquillo de un tribunal de la ciudad de Xianning (Hubei, centro), imputado de hasta 15 cargos, entre ellos homicidio y corrupción.

El millonario, de 48 años, está acusado junto a 35 cómplices de acumular un total de alrededor de 7.000 millones de dólares a través de prácticas corruptas, y de ser responsables de al menos nueve asesinatos, según el acta judicial, difundida este lunes por el diario South China Morning Post (SCMP).

Más de 150 funcionarios de alto rango del Partido Comunista chino (PCCh) se personaron hoy en Xianning para supervisar el juicio contra Liu, oriundo de la provincia occidental de Sichuan y director también de varios casinos.

El juicio es de carácter público y el tribunal actualiza la información sobre el mismo en su cuenta de Weibo, el Twitter chino, al estilo del modo en el que retransmitió el proceso contra el ex dirigente provincial Bo Xilai, que tuvo lugar en agosto del pasado año.

A ambos se les relaciona con el ex jefe de la Seguridad china Zhou Yongkang, aún miembro del Politburó, y objeto de una investigación anticorrupción según varias publicaciones.

El SCMP apunta que en algunos documentos del auto contra Liu aparecía el nombre del hijo mayor de Zhou Yongkang, Zhou Bin, con quien el magnate había acordado al menos dos negocios.

Algunas fuentes consultadas por el diario hongkonés aseguran que, en 2003, Zhou Bin vendió una compañía de turismo con sede en Sichuan a Liu por un precio hasta tres veces superior del estimado, debido a que el magnate estaba "muy interesado en mantener la relación con los Zhou".

Además de una ex figura de peso en la industria petrolera china, Zhou fue también el máximo dirigente del Partido Comunista en Sichuan en el periodo en el que Liu amasó su fortuna, sobre todo a través de actividades mineras e inmobiliarias.

El hecho de que su juicio, que podría durar semanas, se haya hecho público, como ocurrió con el de Bo, hace considerar a muchos expertos que sea un aviso para navegantes del Gobierno de Xi Jinping y un ejemplo más de su aparente lucha contra la corrupción, así como otro eslabón de la investigación contra Zhou.

De confirmarse su imputación, el ex "zar" de la seguridad sería el ex líder político de mayor rango procesado en décadas en la segunda economía mundial.