• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Argentinos realizan "apagón de consumo" contra aumento de precios

La iniciativa, difundida a través de las redes sociales, donde ha logrado más de 200.000 adhesiones, fue respaldada también por algunas de las principales asociaciones de consumidores del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miles de argentinos se sumaron hoy a la convocatoria a un "apagón de consumo" que invitaba a no comprar en supermercados, cadenas de electrodomésticos, ni cargar combustible durante todo el día, en protesta por los aumentos de precios tras la devaluación del peso.

El llamado al boicot se vio beneficiado por las intensas lluvias y tormentas eléctricas que azotaron gran parte del país, incluidas la capital y su conurbano.

La iniciativa, difundida a través de las redes sociales, donde ha logrado más de 200.000 adhesiones, fue respaldada también por algunas de las principales asociaciones de consumidores del país, como Usuarios y Consumidores o la Unión de Consumidores Argentinos (UUC).

"Creemos que es muy importante (el apagón de consumo)", dijo hoy en declaraciones radiales el titular de la UUC, Claudio Boada, quien subrayó la fuerza de las acciones colectivas pero evitó pronunciarse sobre el acatamiento hasta que finalice el día.

Boada pidió "poner nombre y apellidos a las personas que vulneran nuestros derechos" y citó como ejemplo la petrolera anglo-holandesa Shell, blanco de duras críticas por parte del Gobierno argentino.

Shell subió el precio de sus combustibles en Argentina un 12 % el pasado lunes, aunque dos días después moderó el alza al 6 % tras un acuerdo con el Gobierno encabezado por Cristina Fernández.

El presidente de la filial argentina de la petrolera, Juan José Aranguren, es uno de los ejecutivos de grandes compañías que aparecen en carteles colgados en Buenos Aires en los últimos días junto a la acusación "estos son los que te roban el sueldo".

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, ha tildado de "inescrupulosos" y "antipatrióticos" a los empresarios que han subido los precios desde el pasado enero, cuando el peso se depreció más de un 22 % frente al dólar.

En las últimas semanas, el Gobierno argentino ha mantenido reuniones con todos los sectores productivos para contener la inflación, pero los consumidores denuncian que continúan las subidas de precios.