• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Argentina rechaza incorporar al Ejército al combate el narcotráfico

En el actual modelo, el Ejército se ocupa de la vigilancia de las fronteras en Argentina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un contexto de aumento de la violencia vinculada con el narcotráfico en Argentina, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, advirtió, en una entrevista con Efe, que la intervención del Ejército supondría un "grave retroceso" y opinó que la fórmula ha fracasado en países vecinos.

"Tenemos un sistema de agencias de seguridad suficientemente amplio como para poder llevar adelante la cuestión del combate contra el narco sin necesidad de recurrir a las Fuerzas Armadas, que independientemente, yo creo que sería un grave retroceso para Argentina", dijo el ministro.

"El sistema jurídico argentino impide taxativamente la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad", agregó Rossi, que recordó que la lucha contra la criminalidad está legalmente en Argentina bajo la órbita de las fuerzas de seguridad y "se tiene que mantener así".

Rossi salió así al paso del debate abierto sobre la posible intervención del Ejército en el combate al narcotráfico planteado por algunas voces en Argentina, entre ellas el gobernador de la provincia de Buenos Aires y aspirante a la candidatura presidencial, el también peronista Daniel Scioli.

"Creo que sería un grave retroceso para Argentina", opinó el ministro, para quien la experiencia de países vecinos que involucraron al Ejército en la lucha contra el narcotráfico demuestra que "más que mejorar la situación ha empeorado y se ha generado mayor nivel de violencia".

A su juicio, una de las razones está en la diferente formación recibida por los efectivos del Ejército y los miembros de las fuerzas de seguridad.

"Un efectivo de las fuerzas de seguridad está formado en la prevención, en el uso no letal de su sistema de armas, mientras el que integra las Fuerzas Armadas se adiestra para una situación de guerra, su sistema de armas es de uso letal, su instrucción para para el uso de armas es letal", explicó el ministro, que dejó su banca en el Parlamento para asumir el cargo el pasado junio.

Además, apuntó que Argentina cuenta con dos cuerpos de seguridad, la Gendarmería (policía de frontera) y la Prefectura (guardacostas), que tienen su origen en el Ejército y la Armada, respectivamente.

En el actual modelo, el Ejército se ocupa de la vigilancia de las fronteras en Argentina y "puede ayudar a las fuerzas de seguridad a ser más eficientes en su combate contra el narcotráfico", aunque, insistió,"la directiva es clara: damos una información neutra, bruta".

El ministro destacó también la voluntad del Gobierno por impulsar la formación de las Fuerzas Armadas argentinas que "no se van a distinguir por el volumen de sus integrantes, pero sí por la formación de sus miembros".

Subrayó además que alrededor del 80 % de los efectivos se incorporaron ya en la etapa democrática tras la última dictadura militar (1976-1983).

En este contexto, Rossi aseguró que el Gobierno se sintió "muy tranquilo" con la actuación militar durante las protestas de policías que sacudieron varias provincias el pasado diciembre y derivaron en una ola de saqueos.

"No solo las Fuerzas Armadas, sino las fuerzas de seguridad nacional actuaron como grandes estabilizadoras" en un episodio que, en su opinión, obliga a abrir un debate sobre la relación de las fuerzas de seguridad y los gobiernos provinciales.

"Las fuerzas de seguridad en cada provincia les deben obediencia a los gobernadores, tienen la potestad del ejercicio de la portación de armas, tiene que estar destinadas a proteger a la población, no pueden estar en estado asambleístico ni pueden tener actitudes que las pongan en lugar de sedición", afirmó.

El ministro admitió que, durante años, los argentinos "han hablado mucho de cuestiones militares pero poco de política de defensa y tenemos que avanzar en este sentido", con ejes en temas como la custodia del litoral, la ciberdefensa, el control del espacio aéreo o la preservación de los recursos naturales.