• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Argentina pone en duda plazo de enero para arreglo con fondos buitres

Ministro de Economía argentino, Axel Kicillof / AFP

Ministro de Economía argentino, Axel Kicillof / AFP

Si Argentina cumple una sentencia de la justicia de Nueva York que fija el pago a fondos litigantes del 100% de una deuda de 1.330 millones de dólares, quedará obligada a abonarle a todos los demás unos 120.000 millones de dólares, cuando sólo tiene en reservas menos de la cuarta parte de esa cifra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, puso en duda el jueves en rueda de prensa que en enero se alcance una solución al conflicto con fondos especulativos por la deuda.

"Se está gestando un escenario para enero cuando termina (la vigencia) de la cláusula RUFO, diciendo que va a ocurrir algo (pero la solución) no depende del gobierno sino de la actitud de los fondos buitres", dijo el ministro antes de embarcar a Brasil.

En enero de 2015 vence una polémica cláusula de la reestructuración de la deuda (RUFO) según la cual si un acreedor recibe un mejor pago por cualquier motivo, el beneficio debe ser extendido al resto.

Si Argentina cumple una sentencia de la justicia de Nueva York que fija el pago a fondos litigantes del 100% de una deuda de 1.330 millones de dólares, quedará obligada a abonarle a todos los demás unos 120.000 millones de dólares, cuando sólo tiene en reservas menos de la cuarta parte de esa cifra.

Analistas de mercado aguardan que Buenos Aires inicie en 2015 una negociación con el 7% de los acreedores que rechazó las reestructuraciones de la deuda de 2005 y 2010.

"El problema central de la deuda externa es que los buitres no quieren arreglar, lo que quieren es tirar abajo el canje" de deuda, afirmó el ministro en rueda de prensa en el aeropuerto de Buenos Aires junto al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Insistió en que "los fondos buitre no han querido aceptar ninguna oferta del gobierno" argentino, pese a que significaría "un 300% de ganancias", agregó.

La posición de los fondos especulativos "no es negociar, no es llegar a una situación de desahogo; la cuestión central es perjudicar a los países", acusó.

El martes, la presidenta Cristina Kirchner dijo que es "muy importante" para Argentina lograr un acuerdo con el 100% de los acreedores, pero advirtió que no aceptará "extorsiones ni chantajes", en su primera aparición pública en tres semanas, luego de una infección intestinal por la que estuvo 10 días hospitalizada.

Buenos Aires se rehusó a pagar el 100% de una deuda en efectivo con los fondos que en la jerga se conoce como "buitres" porque compraron deuda en default, y en represalia la Justicia le bloqueó los pagos de la mayoritaria deuda reestructurada a tal punto que calificadoras crediticias colocaron al país en "default selectivo".