• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Argentina desmiente el traslado de activistas de Greenpeace a San Petersburgo

Zobenica desmintió el traslado que había anunciado la ONG ecologista el pasado viernes, tras reunirse hoy con los argentinos de la tripulación del rompehielos "Arctic Sunrise", Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, en esa ciudad ártica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cónsul de Argentina en Moscú, Jorge Zobenica, desmintió que los 30 activistas de Greenpeace procesados en Rusia fueran trasladados a San Petersburgo desde Múrmansk, donde se encuentran en prisión preventiva, señalaron a Efe fuentes de la embajada argentina en la capital rusa.

Zobenica desmintió el traslado que había anunciado la ONG ecologista el pasado viernes, tras reunirse hoy con los argentinos de la tripulación del rompehielos "Arctic Sunrise", Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, en esa ciudad ártica.

Sin embargo, la portavoz de Greenpeace en Rusia, Jalimat Tekéyeva, responsable de la información publicada el pasado viernes en medios rusos, reiteró hoy a Efe que los activistas, que se encuentran desde hace más de un mes en prisión, serán trasladados esta semana a la segunda ciudad de Rusia.

"Lo ha asegurado hoy el Comité de Instrucción (CI) local al diario 'Vecherni Múrmansk' y también lo confirmaron ya hace cinco días cónsules de otros países" cuyos ciudadanos estaban a bordo del rompehielos, dijo Tekéyeva.

Según "Vecherni Múrmansk", las autoridades planean iniciar esta semana el traslado de los activistas a San Petersburgo "para facilitar la traducción y la asistencia legal a los detenidos durante el proceso".

Al mismo tiempo, el consulado argentino en Moscú sostiene que Speziale y Pérez Orsi "son bien tratados y bien alimentados" por las autoridades rusas, aunque "por supuesto desean salir en libertad lo antes posible".

La pasada semana, la justicia rusa rebajó de "piratería" a "gamberrismo" los cargos contra los 28 activistas de Greenpeace, un cámara y un fotógrafo independientes que viajaban en el "Arctic Sunrise", que fue apresado el 19 de septiembre por guardacostas rusos tras llevar a cabo una protesta contra la explotación petrolera.

El portavoz del Comité de Instrucción ruso, Vladímir Markin, explicó que ello podría suponer una pena de hasta 7 años de cárcel, mientras que el cargo de piratería es castigado con 15 años.

Greenpeace aseguró que recurrirá la nueva acusación, aduciendo que "es tan absurda como la de piratería, ya que los activistas no cometieron ningún acto que violara gravemente el orden público".

Los tripulantes del "Arctic Sunrise" proceden de Rusia, EE UU, Argentina, el Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Brasil, la República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia.