• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Argentina y Brasil expresan preocupación por cierre de frontera

Los cancilleres de ambos países indicaron que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) ya ha cumplido un papel importante en la resolución de diversos conflictos regionales y que podría tenerlo en el caso del que ahora vuelve a enfrentar a Colombia y Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los cancilleres de Brasil, Mauro Vieira, y Argentina, Héctor Timerman, manifestaron hoy su preocupación por el problema surgido tras el cierre de un tramo de la frontera entre Colombia y Venezuela, ordenado por el presidente Nicolás Maduro, y consideraron que la Unasur puede mediar si esos países lo piden.

"Observamos con preocupación" la situación en la frontera entre Colombia y Venezuela, declaró Timerman junto a Vieira, con quien hoy discutió en Brasilia diversos asuntos de las agendas bilateral y regional.

Ambos ministros indicaron que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) ya ha cumplido un papel importante en la resolución de diversos conflictos regionales y que podría tenerlo en el caso del que ahora vuelve a enfrentar a Colombia y Venezuela.

Sin embargo, coincidieron en que son esos países los que deben solicitar una mediación del organismo regional.

"Unasur ya probó que es un foro singular para facilitar el diálogo", indicó Vieira, aunque apuntó que eso "siempre y cuando las partes lo soliciten".

El conflicto se desató después de la decisión de Maduro de cerrar parcialmente un tramo de la frontera con Colombia tras un ataque de supuestos contrabandistas a un grupo de militares venezolanos.

Además, Maduro decretó en la zona un estado de excepción, a lo que siguió una deportación o repatriación masiva de colombianos que, según informó hoy la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU en Colombia (OCHA), ya ha afectado a 1.088 personas.

En tanto que el organismo calculó en 4.260 los ciudadanos colombianos que han abandonado Venezuela "de forma espontánea".

Tras informarse sobre el cierre de fronteras la semana pasada, el secretario general de Unasur, el expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998), indicó en su cuenta de Twitter: "Hace un año denunciamos el peligro de la intromisión de paramilitares colombianos en Venezuela. Hoy se confirma que es una realidad".

Este miércoles, desde Buenos Aires, donde se reunió con Timerman, Samper emitió una nota en la que aseguró que "las diferencias entre Colombia y Venezuela tienen que ser resueltas" por ambos países y pidió la "inmediata suspensión de las deportaciones de colombianos".

Sin embargo, su declaración en las redes sociales causó indignación en sectores políticos de Colombia, que han exigido que el país se retire de la Unasur, tal como lo hizo hoy el Partido de la U, al que pertenece el presidente Juan Manuel Santos.

En ese sentido, Timerman dijo hoy en Brasilia que no cree en que eso suceda.

"No creo que Colombia se retire de la Unasur", pues "ha sido uno de los países más beneficiados" por ese organismo regional, que ha tenido dos colombianos como secretarios generales, apuntó en alusión al propio Samper y a la diplomática María Emma Mejía.

El canciller argentino también recordó que Unasur ya ha mediado con éxito en otro conflicto entre ambos países, cuando en julio de 2010 el entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe, acusó al Gobierno venezolano de apoyar a las guerrillas colombianas, lo que motivó al rompimiento de las relaciones.

Las relaciones diplomáticas se restablecieron en agosto del mismo año ya con Santos como presidente, quien semanas antes se reunió con el entonces secretario general de la Unasur, el fallecido Néstor Kirchner, para solicitar su mediación.