• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Árabes acogen alianza opositora siria y defienden armar a los rebeldes

Inauguración de la cumbre de la Liga Árabe en Doha (Catar) / EFE

Inauguración de la cumbre de la Liga Árabe en Doha (Catar) / EFE

Los jefes de Estado y de Gobierno árabes reunidos en Doha subrayaron su derecho a "prestar los medios de autodefensa, incluido el militar, para apoyar al pueblo sirio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los países árabes defendieron este martes su derecho a armar a los rebeldes sirios en la clausura de su XXIV cumbre, en la que la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza de la oposición, ocupó el asiento correspondiente a su país.

En su resolución final, los jefes de Estado y de Gobierno árabes reunidos en Doha subrayaron su derecho a "prestar los medios de autodefensa, incluido el militar, para apoyar al pueblo sirio y al Ejército Libre Sirio (ELS)",

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, aseguró en rueda de prensa que el suministro de armas no implica que se cancelen los esfuerzos para lograr una solución política al conflicto, que para el organismo es una prioridad.

"La solución política necesita un equilibrio entre las partes", destacó Al Arabi, que denunció que el régimen sirio recibe armas continuamente.

La decisión de armar a los rebeldes, que ya reciben el respaldo militar de países como Arabia Saudí y Catar, llega en un momento en el que este tema despierta divergencias en Occidente.

Al cierre de la cumbre, los miembros de la Liga Árabe pidieron a las organizaciones internacionales que reconozcan a la CNFROS como "único representante legítimo del pueblo sirio" y que ayuden al pueblo sirio para que continúe su lucha hasta que funde "un estado de derecho".

La CNFROS, la principal alianza de la oposición, representó hoy a Siria ante el organismo panárabe, que suspendió la participación del régimen de Bachar al Asad en noviembre de 2011 por la represión gubernamental de las protestas.

En este sentido, la resolución final establece que la CNFROS ocupe este puesto hasta que se celebren elecciones para formar un gobierno sirio que será "el eje fundamental" para trabajar con la Liga Árabe.

Al inicio de la cumbre, el emir de Catar, Hamad bin Jalifa al Zani, señaló que la oposición merece ese nivel de representatividad, por haber obtenido "legitimidad popular en su país y un amplio apoyo en el extranjero".

"Os pido permiso para que Ahmed Muaz al Jatib y Gasan Hito ocupen el lugar de Siria en la cumbre", solicitó Al Zani, presidente de la reunión, en un gesto para ofrecer el escaño de Siria al mayor grupo opositor que fue recibido con aplausos.

En una alocución llena de retórica, Al Jatib, presidente de la CNFROS, consideró que ese asiento "forma parte de la vuelta de la legitimidad al pueblo de Siria".

"Queremos la libertad y no queremos que Siria llegue a la ruina. Queremos establecer la justicia de transición y una solución política clara para evitar que ese régimen cometa más barbaridades", subrayó.

Al Jatib reveló que ha pedido recientemente al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, el despliegue de misiles Patriot en el norte de Siria para proteger a la población civil.

Pese a haber dimitido hace dos días de su cargo en la CNFROS, que todavía no ha aceptado su renuncia, Al Jatib viajó a Doha acompañado de Hito, primer ministro interino de la oposición, y otros dirigentes de la CNFROS como Sohair al Atasi, George Sabra, Abdel Basit Seida y Adib al Shishakli.

Durante la apertura de la cumbre, el secretario general de la Liga Árabe lamentó el fracaso de las iniciativas para conseguir una solución política y culpó al régimen de Al Asad de haber elegido la vía militar y al Consejo de Seguridad de la ONU de no tomar "las decisiones necesarias para detener el derramamiento de sangre".

Como representante de Turquía, invitado a la cumbre pese a no integrar la Liga Árabe, su ministro de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, anunció que "tratará con el gobierno sirio interino (de Hito) hasta que obtenga un escaño en las Naciones Unidas".

En cuanto a la causa palestina, otro de los temas principales de la cumbre, la Liga Árabe decidió celebrar una minicumbre en El Cairo con la participación de los líderes árabes que lo deseen y las facciones rivales Al Fatah y Hamás con el objetivo de lograr la reconciliación entre palestinos.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, expresó su compromiso con la reconciliación interpalestina y su respaldo a que se celebren elecciones generales para acabar con la actual división.

Durante su alocución, reiteró su apoyo a la iniciativa de crear un Estado palestino independiente que coexista junto al de Israel e instó a la movilización de la comunidad internacional para impedir que Israel "prosiga con sus prácticas de judaizar Jerusalén Este".

La XXIV cumbre árabe cerró sus puertas un día antes de los previsto y decidió que el próximo encuentro anual de jefes de Estado y de Gobierno árabes se celebre en Kuwait.