• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Apuestan por Rebelo de Sousa para reequilibrar panorama político

Marcelo Rebelo de Sousa, candidato a las elecciones presidenciales de Brasil

Marcelo Rebelo de Sousa, candidato a las elecciones presidenciales de Brasil

El nuevo presidente prometió ser un jefe de Estado libre e imparcial, y que no será un contrapoder frente al gobierno del Partido Socialista 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos meses después de la llegada al poder de un gobierno socialista, apuntalado por una frágil alianza con la izquierda radical, los portugueses se decantaron por reequilibrar el panorama político con la elección del centrista Marcelo Rebelo de Sousa como presidente el domingo.

Elegido en la primera vuelta con 52% de los votos, este profesor de Derecho, de 67 años de edad, confirmó su tendencia de favorito en un paisaje político que quedó sacudido después de que la izquierda ganó las legislativas a principios de octubre.

“La elección de Marcelo Rebelo de Sousa viene a reequilibrar el sistema político, en la medida que él es un hombre de centro que entronca con lo que es la continuidad de la historia democrática portuguesa”, explicó el politólogo Antonio Costa Pinto.

El académico de la Universidad de Lisboa destacó que al igual que sus predecesores, que experimentaron la cohabitación con otras tendencias políticas, Rebelo de Sousa va a buscar ser un garante de la estabilidad política.

“La supervivencia del gobierno actual va a depender sobre todo de las relaciones entre sus aliados y con las autoridades europeas”, afirmó.

La victoria de Rebelo de Sousa, que consiguió ser percibido como un candidato independiente, es considerada como un factor de alivio para el crispado escenario después de las legislativas.

 

Libre e imparcial

El nuevo mandatario fue calificado por el Diario de Noticias, del país lusitano, como el nuevo aliado del primer ministro socialista Antonio Costa, ya que resistió el llamado desesperado de la derecha para que se posicione como un emblema contra Costa, antiizquierda y contra el gobierno.

“Voy a hacer todo lo que pueda para unir a quienes la coyuntura dividió, construiré puentes y calmaré las heridas”, declaró Marcelo Rebelo de Sousa.

En su discurso prometió ser un presidente libre e imparcial. Durante toda su campaña advirtió que no ejercería como un contrapoder frente al gobierno del Partido Socialista. La ley establece que el presidente puede disolver el Parlamento.