• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Aplaudieron en Washington reforma migratoria anunciada por Cuba

Raúl Castro, presidente de Cuba | AP

Raúl Castro, presidente de Cuba | AP

El gobierno de Cuba decidió que, a partir del 14 de enero de 2013, los cubanos podrán viajar al extranjero sin necesidad del restrictivo permiso de salida, vigente durante décadas. La resolución fue respaldada por grupos que apoyan la flexibilización del embargo de EE UU y calificada como treta por congresistas cubanoamericanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La reforma migratoria anunciada hoy por Cuba, que eliminará el permiso de salida vigente en la isla durante décadas, fue elogiada en Washington por grupos que apoyan la flexibilización del embargo de EE UU y calificada como treta por congresistas cubanoamericanos.

El gobierno de Cuba dijo que, a partir del 14 de enero de 2013, los cubanos podrán viajar al extranjero sin necesidad del restrictivo permiso de salida, vigente durante décadas.

Esta reforma migratoria flexibiliza movimientos de residentes y emigrados pero mantiene algunas restricciones de viajes para cuadros directivos, profesionales de la salud o la educación y atletas que sean "vitales" para Cuba.

En sendos comunicados, dos líderes republicanos cubanoamericanos de Florida dijeron que la reforma "se queda corta" porque, a su juicio, el régimen castrista sigue restringiendo las libertades básicas.

"La nueva política de viajes de Cuba se queda muy corta de lo que el pueblo cubano verdaderamente desea, que es vivir en libertad. El anuncio del régimen de Castro no hace nada para responder a la historia de represión y brutalidad que ha sido la norma dentro de la isla durante demasiado tiempo", dijo el senador Marco Rubio.

La reforma, argumentó Rubio, solo traslada los costos y restricciones de la "tarjeta blanca", o permiso de salida, al proceso de emisión de pasaportes y el Gobierno "seguirá seleccionando a quienes pueden entrar o salir de su país".

"Las reformas que el pueblo cubano necesita son elecciones libres, la liberación de todos los prisioneros de conciencia, libertad de prensa y el fin a la pesadilla de 53 años del pueblo cubano", puntualizó Rubio.

La presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Ileana Ros-Lehtinen, dijo que "los abusos a los derechos humanos en Cuba son tan comunes y perversos que algunos ven este anuncio como una gran concesión de la gobernante gerontocracia".

Pero el pueblo cubano desea "libertad de asamblea, de expresión sin temor a largas sentencias carcelarias y acoso gratuito, y libertad de elegir a sus líderes en elecciones justas y transparentes", dijo.

"Estas llamadas reformas no son más que los esfuerzos desesperados de (el gobernante) Raúl Castro para engañar al mundo sobre que Cuba está cambiando, pero cualquiera que sepa algo de la dictadura comunista... sabe que Cuba solo será libre cuando la familia Castro y sus lacayos ya no estén en el panorama", enfatizó.

Grupos a favor de flexibilizar el embargo se manifestaron optimistas, por considerar que ésta ayudará a mejorar el intercambio del pueblo cubano con el mundo.

"Por primera vez Cuba reconoce los derechos individuales de los cubanos. El cubano ahora tendrá derecho de salir y regresar a la isla, y los que tienen pequeños negocios podrán viajar y regresar sin temor a la confiscación de su propiedad", dijo a Efe Tomás Bilbao, director ejecutivo del Cuba Study Group.

"Es algo alentador y esperamos que el gobierno cubano acelere y profundice las reformas de este tipo", agregó.

Sarah Stephens, directora ejecutiva del Centro para la Democracia en las Américas, dijo en un comunicado que la reforma "no solo da a los cubanos una mayor autonomía pero también les ofrece la promesa de una economía más vibrante, con un mayor envío de remesas desde el exterior y más participación de cubanos en salidas y entradas".

En declaraciones a Efe, un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Peter Boogaard, dijo que la agencia analiza el anuncio de Cuba pero "sin importar este cambio, los requisitos de visa para entrar a EE UU siguen igual".

"Continuamos urgiendo a los individuos que no arriesguen sus vidas al emprender peligrosos viajes por mar", agregó Boogaard, haciéndose eco de las advertencias que también lanzó el Departamento de Estado.