• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Angelique Namaika fue galardonada con el premio Nansen para los refugiados

"Su trabajo mano a mano con ellas (mujeres maltratadas) les ayuda a recuperarse del trauma. Además de los abusos que han sufrido, estas vulnerables mujeres y niñas son a menudo estigmatizadas por sus propias familias y comunidades", destacaron desde el ACNUR en un comunicado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La monja congoleña Angelique Namaika ha sido distinguida con el premio Nansen para los refugiados por haber ayudado a más de 2.000 mujeres y niñas, víctimas de abusos y expulsadas de sus casas por del Ejército de Resistencia del Señor de República Democrática del Congo.

Con este premio, concedido cada año por el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), se reconoce la labor de esta monja que, al frente del Centro para la Reintegración y el Desarrollo, presta asistencia y hogar a miles de mujeres desplazadas de sus casas, que han sufrido abusos como trabajo forzoso, violaciones, agresiones, secuestros.

"Su trabajo mano a mano con ellas les ayuda a recuperarse del trauma. Además de los abusos que han sufrido, estas vulnerables mujeres y niñas son a menudo estigmatizadas por sus propias familias y comunidades", destacaron desde el ACNUR en un comunicado.

Para ayudarles a recomponer sus vidas, la hermana Angélica les ayuda a comenzar con un pequeño negocio o, en su caso, volver a la escuela.

"El testimonio de estas mujeres basta para entender cómo la hermana Angelique las ha ayudado a rehacer sus vidas, hasta el punto de que muchas se dirigen a ella como 'madre'", subrayan.

Desde el ACNUR recordaron que al menos 320.000 personas se han viso obligadas a huir de sus casas en todo el país desde 2008, y refugiarse a la zona del noreste, en la provincia de Orientale -donde trabaja Namaika- a causa de la violencia de Ejército de Resistencia del Señor y otros grupos armados.

"La violencia les ha provocado un trauma duradero y grave y muchas de estas personas todavía tienen miedo de volver a sus casas", precisa el ACNUR.

La propia hermana Angélique es también una desplazada a causa de la violencia, desde que en 2009 tuvo que abandonar la ciudad en la que vivía, Dungu, por lo que conoce bien "el dolor de huir del hogar".

El Alto Comisionado de la ONU para los refugiados, Antonio Guterres, destacó de esta mujer su "trabajo incansable para ayudar a mujeres y niñas que son extremadamente vulnerables, a causa del trauma, la pobreza y el exilio".

"Las vidas de estas mujeres están rotas y la hermana Angélique ha demostrado que incluso solo una persona puede marcar la diferencia en la vidas de familias destrozadas por la guerra. Es una auténtica heroína humanitaria", resaltó Guterres.

Por su parte, la galardonada señaló que este premio significa que más mujeres desplazadas podrán ser atendidas en Dungu para reiniciar sus vidas.

"No voy a dejar de hacer todo lo que esté en mi mano para darles esperanza, y la oportunidad de vivir de nuevo", detalló.

La hermana Angélique recibirá el premio en una ceremonia que se celebrará en Ginebra el próximo 30 de septiembre y que contará con la participación del escritor brasileño Paulo Coelho, y las actuaciones musicales de la artista británica Dido, de la cantante malasia Yuna y de los músicos de Malí, Amadou y Mariam.

Tras su parada el Ginebra, la hermana Angélique viajará a Roma, donde será recibida en el Vaticano por el Papa Francisco I, para después recalar también en París, Bruselas y Oslo, para otros eventos.