• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Anciano se quema vivo durante protesta

Los motivos de Choi no estaban claros | Foto El Comercio

Los motivos de Choi no estaban claros | Foto El Comercio

En el lugar se hallaron bolas de algodón y un frasco de vidrio con olor a gasolina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El acto se efectuó frente a la embajada japonesa, asistieron cientos de personas y se realizó unos días antes del 70 aniversario de la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial que liberó a la península coreana del dominio colonial japonés.

Kim Sun-min, una de las muchas personas que acudieron a sofocar las llamas, dijo que no había advertido la presencia del hombre, identificado por la policía como Choi Yeon-yeol, antes de que se prendiera fuego.

En el lugar se hallaron bolas de algodón y un frasco de vidrio con olor a gasolina. El acto continuó después del traslado de Choi al hospital.

Choi sufrió quemaduras de tercer grado en la cara, el cuello, el torso y los brazos, y se encontraba en un respirador artificial debido al deterioro de sus pulmones, dijo un funcionario del Hospital Sagrado Corazón que habló bajo la condición de anonimato.

Los motivos de Choi no estaban claros. Una declaración de cinco páginas hallada en su bolso, aparentemente escrita por él, condenaba a Japón por sus posiciones relacionadas con el régimen colonial en Corea y su conducta durante la guerra, según el funcionario policial Seo Hyeon-su.

Desde 1992, se realizan protestas todas las semanas frente a la embajada japonesa para exigir justicia para las mujeres surcoreanas sometidas a la esclavitud sexual por el ejército japonés de ocupación, y en general los actos son pacíficos.

Muchos surcoreanos sienten un profundo rencor hacia Japón debido al régimen colonial. Cientos de miles de coreanos fueron obligados a combatir en el frente o sometidos al trabajo esclavo, y las mujeres forzadas a la prostitución en burdeles regentados por las fuerzas armadas japonesas.

A veces se registran actos de violencia y enfrentamientos con la policía. Manifestantes se han amputado sus dedos o han arrojado excrementos a la embajada.