• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Amnistía Internacional lanza en Chile su campaña "Stop tortura"

Esta campaña busca visibilizar la tortura como un problema que persiste en el mundo y en el cual los estados tienen la responsabilidad de tomar medidas para prevenirla y detenerla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Amnistía Internacional (AI) lanzó hoy en Chile su campaña "Stop tortura", que a nivel mundial fue divulgada en mayo, con la cual busca combatir este crimen a través del fortalecimiento de los mecanismos legales que permitan investigar, juzgar y sancionar adecuadamente estos hechos.

"Esta campaña busca visibilizar la tortura como un problema que persiste en el mundo y en el cual los estados tienen la responsabilidad de tomar medidas para prevenirla y detenerla", dijo a Efe la directora ejecutiva de AI Chile, Ana Piquer.

Según Piquer, esta campaña, que se lanza justo el día en que se celebra el Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, apunta a las necesidades específicas de Chile y pretende "asegurar verdad, justicia y reparación a las víctimas de sobrevivientes de tortura de la época de la dictadura (1973-1990)".

"Existe aún una deuda pendiente del Estado de Chile tanto con las víctimas de la época dictadura, como también con las personas que puedan estar siendo víctimas de tortura o de malos tratos el día de hoy", sostuvo Piquer.

La directora ejecutiva de AI Chile explicó también que se requieren una serie de modificaciones legales y que el punto de partida es tipificar el delito de tortura, el cual "no existe en la legislación chilena de hoy día".

"Ese sería un primer paso necesario para asegurar de mejor manera la protección de las personas respecto de la tortura en Chile", apuntó Piquer.

Uno de los avances importantes según Piquer, sería "la reforma a la Justicia Militar", para que en casos en los que los "involucrados" en hechos de tortura sean policías tengan que responder ante "la justicia ordinaria".

AI estará recolectando firmas en apoyo a la causa hasta el próximo 10 de diciembre, tanto de manera presencial como en Internet, fecha en que se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos y en que se celebra el 30 aniversario de la Convención contra la Tortura de la Naciones Unidas.

En tanto, la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries, dijo este jueves que Chile debe implementar con urgencia el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT), "ya que es una forma de avanzar decididamente hacia la erradicación de esta práctica",

"El flagelo de la tortura es una práctica común en muchos países y son los Estados los que deben aplicar la normativa internacional y establecer mecanismos efectivos de prevención, investigación, sanción y reparación para erradicar este crimen que viola los derechos fundamentales del ser humano", añadió.

Todos los días, miles de personas en todo el mundo son sometidas a la tortura, incluso en países democráticos.

El 12 de diciembre de 1997, la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 26 de junio como el Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, con el objeto de erradicarla totalmente y para instar a los Estados a aplicar efectivamente la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (CAT).

La CAT fue firmada por el Estado de Chile el 23 de septiembre de 1987 y ratificada el 30 de septiembre de 1988.

No obstante, Fries indicó que el país austral mantiene una deuda en esta materia al no haber creado el MNPT.

Por su parte, la alta Comisionada de la ONU para de los Derechos Humanos, Navi Pillay, aseguró que "la tortura es un crimen innegable".

"Todos los Estados están obligados a investigar y perseguir las alegaciones de tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes y deben asegurar por todos los medios que dichas prácticas sean prevenidas", añadió.

Finalmente, y por iniciativa del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos y la Red de Sitios de Conciencia y Memoria de la Región Metropolitana, diversas entidades ligadas a los derechos humanos, entre ellas el INDH, izaron hoy en sus edificios una bandera negra cuyo objeto es sensibilizar a la ciudadanía sobre la tortura, en memoria de quienes la han sufrido y para erradicarla del país tanto en el presente como en el futuro.

Durante la dictadura de Pinochet, según cifras oficiales, unos 33.000 sufrieron la prisión y la tortura por causas políticas.