• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

América Latina celebró canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II

Fieles católicos visten una escultura del papa Juan Pablo II colocada en la lglesia de San Juan Bautista del barrio de Mexicaltzingo, en Guadalajara / EFE

Fieles católicos visten una escultura del papa Juan Pablo II colocada en la lglesia de San Juan Bautista del barrio de Mexicaltzingo, en Guadalajara / EFE

Con vigilias música y rezo esperaron la ceremonia donde declararon la santidad de los papas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miles de latinoamericanos celebraron el domingo en la madrugada la consagración de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II como nuevos santos de la Iglesia Católica  y lo hicieron con vigilias, música y rezos con especial dedicación al pontífice polaco, el más querido en una región que contribuyó a su canonización: e segundo milagro que se le atribuye le ocurrió a una costarricense.

Quizás por eso, Costa Rica fue uno de los países que más gente reunió y tuvo que cambiar las iglesias o la catedral por el Estadio Nacional de San José para poder acoger a los cerca de 20.000 fieles que, procedentes de distintos puntos del país, quisieron seguir en vivo la ceremonia vaticana,  que por la diferencia horaria en la región ocurrió de madrugada.

Entre ellos estaba el sacerdote Sergio Valverde, amigo y párroco de Floribeth Mora, la mujer diagnosticada con un aneurisma y que cuando vio una foto de Juan Pablo II el día en que fue beatificado, en 2000, dijo quedar milagrosamente curada. ``Desde ese momento me comenzó una nueva vida'', aseguró Mora.

``Yo soy testigo -constató Valverde-. Esa mujer se estaba muriendo, ya no caminaba, ya no se movía. Los médicos le daban un mes de vida y ella con una estampita del papa decía que no iba morir, que el Papa la iba a sanar, y así fue''.

La escena se repetía en varias catedrales del continente. En Ciudad de México unos 1.500 fieles participaban en la que llamaron ``Noche de la gratitud'', la vigilia en honor a los nuevos santos cuyo punto culminante llegó hacia las 03 de la madrugada del domingo cuando comenzó la retransmisión en vivo desde la Plaza de San Pedro del Vaticano, a más de 10.000 kilómetros. México fue el primer país que visitó el conocido como `Papa viajero' en 1979 y al que luego regresó en cuatro ocasiones.

Las celebraciones continuarán en la Basílica de la patrona de América Latina, la Virgen de Guadalupe, este domingo, donde Juan Pablo II encabezó la ceremonia de canonización de Juan Diego en 2002, y donde se exhiben todavía algunas de sus reliquias, repartidas por diversos puntos del mundo.