• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Alertan de graves consecuencias si fracasa diálogo en Venezuela

Las ondas de la coyuntura pueden chocar en la región comprometiendo la estabilidad de  los países vecinos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con el fin de evitar un mayor deterioro socio-económico en Venezuela, tanto el gobierno como la oposición deben comprometerse en un diálogo creíble sobre la base de la constitución de 1999, centrarse en la recuperación del Estado de Derecho y la separación de los poderes públicos. “Si fallan y la violencia se extiende más allá, habrá graves consecuencias para la estabilidad política a corto plazo de Venezuela, esto hará ondas de choque en la región circundante comprometiendo la estabilidad de los países vecinos y representará un gran desafío para las instituciones hemisféricas”. Esta es una de las conclusiones del informe sobre Venezuela que difunde hoy el International Crisis Group, una ONG con sede en Bruselas.

La comunidad internacional, en particular los vecinos del país, los poderes regionales, otros países influyentes y Naciones Unidas, tienen un claro interés en la resolución efectiva de la crisis venezolana. Es su interés contribuir sustancialmente al diálogo y ayudar a llegar a acuerdos capaces de sanar las profundas divisiones en la sociedad. “Cualquiera que sean sus simpatías ideológicas, sería un grave error suponer que la crisis en Venezuela se puede manejar sin ayuda externa y un profundo cambio interno de la sociedad”, dice el documento.

De acuerdo con el International Crisis Group, cualquier esfuerzo para producir un acuerdo político creíble necesariamente depende de la mediación o facilitación internacional porque ni el gobierno ni la oposición podrán resolver solos esta crisis.

El no poner fin a la violencia en el país, a través de negociaciones, ha dificultado la tarea de resolver los graves problemas sociales y económicos. También ha dañado la credibilidad de las instituciones regionales.

Para la ONG, la violencia es el resultado de dos interpretaciones irreconciliables de la historia venezolana reciente. De acuerdo con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, el origen de la crisis se encuentra en una conspiración por parte de los miembros de la Mesa de Unidad Democrática y las potencias extranjeras, en particular Estados Unidos, para derrocar a su gobierno y restaurar un régimen calificado de oligárquico. De acuerdo con la MUD, a cuyos líderes la intensidad y duración de las protestas les agarraron desprevenidos,  lo sucedido es consecuencia de la implementación, por parte del gobierno, de políticas radicales socialistas, su falta de respeto a la Constitución, la debilidad de la economía, la exacerbación del crimen y las desencuentros políticos.

International Crisis Group consideró que una de las razones por las cuales no se ha logrado la resolución política de la crisis es que han sido bloqueados los canales regulares por los cuales se dirimen las diferencias.

Dificultades
Para el International Crisis Group tanto en el gobierno como en la oposición hay liderazgos fragmentados, aunque sea más aparente de lado de la oposición. Cada lado ha culpado al otro de las muertes durante los disturbios enfocándose sólo en las víctimas de su lado.

La participación de Unasur en el diálogo enfrentará grandes obstáculos debido a las diferencias entre sus propios miembros sobre el proceso político en Venezuela

El inicio del diálogo entre el gobierno y la oposición, transmitido en cadena nacional, tomó más la forma de un debate que de una negociación y creó una atmófera poco favorable aunque ofreció una oportunidad inusual a la audiencia para escuchar a la oposición y poder comparar ambas posturas.