• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Alemania pide garantías de protección contra espionaje industrial de EE UU

La sombra del espionaje industrial pesa sobre las negociaciones para un TLC entre EE UU y la Unión Europea, que además condicionó su apertura formal a que Washington dé las oportunas garantías en ese ámbito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El catálogo de medidas que el gobierno alemán pretende incluir en un futuro "acuerdo de no espionaje" mutuo con EE UU incluye garantías de protección de datos de ciudadanos y autoridades y también del ámbito económico e industrial.

El memorando, aprobado hoy por el consejo de ministros de la canciller Angela Merkel, se engloba en ocho apartados y da una especial relevancia a las garantías de que no habrá "acciones de observación de intereses económicos".

Concretamente, el texto, elaborado por los ministerios de Interior y de Economía, se propone lograr compromisos vinculantes para impedir que se vulneren los derechos y la protección intelectual en el ámbito económico e industrial.

El gobierno alemán dio a conocer hoy este catálogo, después de que el pasado lunes el ministro de la Cancillería, Ronald Pofalla, anunciara la apertura de negociaciones con EE UU para una futura ley de "no espionaje" entre los respectivos servicios secretos.

El anuncio sigue al reguero de informaciones acerca de los presuntos programas de espionaje masivo de EE UU, revelados por los documentos del ex analista de la CIA, Edward Snowden.

El portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, recalcó hoy que no hay el menor indicio de que se haya producido acciones de espionaje masivo sobre Alemania e insistió en que la transferencia de datos entre los respectivos servicios de inteligencia han sido los comunes "entre aliados".

Sin embargo, Seibert se vio literalmente acorralado, en su turno de comparecencia regular ante los medios, con la pregunta de con quién se habían entablado tales contactos, por parte de EE.UU., ya que hasta ahora desde Washington no se ha hecho el menor comentario acerca de las negociaciones anunciadas por Pofalla.

Seibert, finalmente, tuvo que admitir desconocer a qué nivel se estaban realizando esos contactos o con qué estamento de los servicios secretos estadounidenses.

Asimismo, indicó el portavoz que no hay planes de entablar contactos para un acuerdo similar con el Reino Unido, a pesar de las revelaciones acerca de un programa de espionaje aún más intenso por parte británica sobre sus aliados.

Desde la oposición, el presidente de la comisión de control parlamentario, el socialdemócrata Thomas Oppermann, insistió en que los esfuerzos por lograr esas garantías de EE UU no pueden  trazarse a escala de expertos o funcionarios, sino que deben ser asumidos por la propia Merkel con el presidente Barack Obama.

La sombra del espionaje industrial pesa sobre las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio entre EE UU y la Unión Europea, que asimismo condicionó su apertura formal a que Washington dé las oportunas garantías en ese ámbito.