• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Alemania expresa preocupación tras violencia contra salafistas en Colonia

Los organizadores de la manifestación, denominados "Hooligans contra salafistas" habían anunciado un acto pacífico al que se preveía la asistencia de unas 1.500 personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno alemán expresó hoy su "preocupación" por la escalada de violencia registrada al culminar una manifestación convocada el domingo por la ultraderecha en Colonia (este del país) para protestar contra el salafismo y que concentró a unos 4.000 radicales e hinchas violentos.

"Seguimos los disturbios con preocupación, pero sin pánico ni miedo", indicaron hoy fuentes del Ministerio de Interior, según las cuales deben adoptarse las medidas necesarias ante los incidentes, en que resultaron heridos 13 agentes antidisturbios.

Pese a la gravedad de lo ocurrido, no hay motivo para hablar de una "nueva dimensión" de la violencia ultraderechista, añadió esa fuente, según la cual la problemática será abordada conjuntamente entre ese ministerio federal y los responsables de Interior de los estados federados.

La policía tuvo que utilizar cañones de agua a presión tras ser atacada con lanzamientos de piedras y otros objetos contundentes.

Del lado de los manifestantes hubo un herido y seis hinchas violentos fueron detenidos.

Los organizadores de la manifestación, denominados "Hooligans contra salafistas" habían anunciado un acto pacífico al que se preveía la asistencia de unas 1.500 personas.

Simultáneamente, se había convocado otra contramanifestación, a la que asistieron unas 500 personas, que protestaron contra el racismo y el fundamentalismo religioso.

El movimiento "Hooligans contra salafistas" se ha formado a través de redes de Internet y se considera que pertenecen grupos de hinchas violentos vinculados a la ultraderecha política.

Ya el año pasado, asimismo en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia al que pertenece Colonia, se habían registrado una ola de enfrentamientos violentos entre grupos de radicales islámicos y ultraderechistas.

El detonante entonces fueron las convocatorias lanzadas desde un grupo de neonazis contra la construcción de mezquitas en el estado, en algunos casos en forma de manifestaciones junto a los templos musulmanes.