• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Alemania a la expectativa ante posibilidad de una gran coalición

Merkel ha sido seleccionada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo / Reuters

Merkel ha sido seleccionada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo / Reuters

Opción de Merkel se ha afianzado en medio de las dificultades económicas que atraviesa Europa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La canciller de Alemania, Ángela Merkel, opta hoy por una casi segura reelección pero tiene sobre sí el gran reto de que el Partido Liberal logre acceder al Parlamento para mantener la actual coalición de gobierno, de lo contrario se vería obligada a crear nuevas alianzas políticas que dificultarían su capacidad de gestión.

Para mantener la actual plataforma política, el FDP tiene que superar 5% de votos necesarios para ingresar al Bundestag, porcentaje que no ha logrado en las encuestas.

La Unión Demócrata Cristiana, presidida por Merkel, se disputa con el Partido Socialdemócrata, encabezado por Peer Steinbrück, no solo el rumbo del país si no el de Europa por ser Alemania una de las principales potencias mundiales y la mayor de la Unión Europea.

Merkel, seleccionada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo, descartó recientemente la aplicación de cambios en la política europea en un nuevo período de gobierno. "Para muchos la situación en Alemania es mejor que hace cuatro años. Tenemos más gente con empleo y en 2015 habrá una situación en la que no tendremos nuevas deudas", aseguró en un debate televisivo.

Alianzas. De acuerdo con sondeos del Instituto Forsa, la Unión Demócrata Cristiana posee una intención de voto de 39% lo que daría a Merkel el triunfo. Su principal aliado, la Unión Socialcristiana, arrasó el fin de semana pasado en las elecciones en Baviera. Sin embargo, el escaso 3% de los liberales del FDP generó expectativa sobre si será necesario el surgimiento de una nueva Gran coalición como la que gobernó Alemania entre 2005-2009.

Desde el fracaso que sufrieron en Baviera, los liberales han enfocado toda su campaña en captar el voto demócrata cristiano para poder continuar con la coalición actual.

El Director del Instituto Carlomagno de Estudios Europeos en la Universidad Internacional de Cataluña, Enrique Banús, indicó que estas acciones son fundamentales para determinar si existirá un cambio en el Parlamento. "Si no fuera posible (la actual alianza), se habla de una gran coalición con la socialdemocracia que -si no consigue un resultado convincente- sería el socio menor. E incluso se especula con una coalición a tres bandas, con Merkel, los liberales y los ecologistas (Partido Ecológico democrático)", explicó el analista.

Banús cree que un cambio en el Gobierno podría desestabilizar el panorama en Europa, sobre todo si los socialdemócratas, para gobernar, tienen que conformar una coalición a tres, con el partido Los Verdes y Die Linke (izquierda), aunque consideró más probable que ocurra una gran coalición antes que un acuerdo con Die Linke.

Susanne Gratius, investigadora de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior de Madrid, señaló que es necesario esperar el resultado de los liberales antes de plantear los posibles escenarios pero coincidió con Banús en que la mejor alternativa es una alianza con los socialdemócratas. "Una gran coalición sería más estable ya que supondría la mayoría absoluta en las dos cámaras pero podría haber disputas internas puntuales entre los dos grandes partidos", indicó.

Merkel estimó que los resultados de los comicios estarán muy ajustados y no descarta la posibilidad de una gran coalición. "Nadie aspira realmente a una gran coalición. Pero ya presidí una. Así que perdería toda credibilidad si la descartara", dijo.

Retos. La imagen de Merkel se ha afianzado en medio de las dificultades económicas que atraviesa el continente. Banús precisó que una de las razones que ha contribuido perfilar a la canciller como favorita en las encuestas es que en el país sus rivales no han podido presentar un candidato convincente.

"Desde luego, el manejo de la crisis ha favorecido de forma decisiva a consolidar su liderazgo, también porque la comparación con los otros `grandes’ en Europa es extraordinariamente favorable a Alemania".

Aseguró que el mayor reto en un nuevo período sería mantener el crecimiento y gestionar el final -quizá no tan próximode la crisis en Europa en su totalidad debido a que aún existen elementos que podrían ser desestabilizadores.

Gratius coincidió en que el mayor reto de Merkel es el futuro de la Unión Europea y la superación de la crisis económica en el Continente. "Aunque Alemania va bien, a largo plazo tiene que haber un mayor equilibrio entre los estados miembros y una política de crecimiento en los demás países. Requiere un cambio de la política de austeridad", dijo.

La experta no descarta la posibilidad de que Merkel opte por centrar su gobierno más en los asuntos de Alemania que trabajar sobre el impacto de la crisis en Europa.