• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Alcaldesa de Madrid destituye a altos cargos en relación con fiesta Halloween

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella durante su comparecencia ante los medios / EFE

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella durante su comparecencia ante los medios / EFE

Un informe policial basado en las imágenes de las cámaras de seguridad reveló que en la fiesta de Halloween de la madrugada del pasado día 1 de noviembre se superó ampliamente el aforo permitido de unas 10.000 personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció hoy la destitución de dos altos cargos de la empresa pública municipal que gestiona el recinto Madrid Arena, en el que murieron aplastadas cuatro muchachas en una avalancha de gente durante una fiesta de Halloween.

La alcaldesa dijo que el cese del consejero delegado y el director gerente de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos, que gestiona Madrid Arena, José Angel Rivero y Jorge Rodrigo Domínguez, respectivamente, se debe a la "pérdida de confianza" en ellos.

Según informó el Ayuntamiento en un comunicado, el motivo de estas destituciones es la ocultación de la existencia de un "compromiso de fidelización" firmado el pasado 21 de septiembre por la dirección de Madrid Espacios y Congresos con la empresa Diviertt, por el que se establecían una serie de condiciones preferentes para la utilización del pabellón Madrid Arena en 2012 y 2013.

"La ocultación de esta información supone una grave falta a la confianza depositada en ellos para desempeñar dichos puestos", señaló Botella.

Además, la alcaldesa reiteró "su compromiso de que se sepa absolutamente toda la verdad sobre lo que ocurrió en el Madrid Arena", y añadió que "no va a permitir que nadie falte a la verdad u oculte información".

La petición de cese se produce a pesar de que el Ayuntamiento expresa que la existencia de un documento sobre dicho acuerdo "no supone ninguna irregularidad" pero "hasta ahora no se había puesto en conocimiento de la alcaldesa".

Un informe policial basado en las imágenes de las cámaras de seguridad reveló que en la fiesta de Halloween de la madrugada del pasado día 1 de noviembre se superó ampliamente el aforo permitido de unas 10.000 personas.

En un momento determinado, en uno de los pasillos de acceso se produjo una avalancha humana, que acabó con las vidas de tres chicas de 18 años, otra de 17 y dejó herida muy grave a otra joven que murió posteriormente.

Los familiares de las víctimas piden que se determinen los responsables de la tragedia.