• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Albert Rivera se muestra escéptico ante la voluntad de diálogo del gobierno

El político español mantuvo un encuentro con familiares de los presos políticos

El político español mantuvo un encuentro con familiares de los presos políticos

El dirigente político tuvo un encuentro con los familiares de los presos políticos, con quienes se solidarizó. En la tarde, fue infructuoso su intento ver a Leopoldo López en Ramo Verde

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De “impactante” calificó el líder del partido español Ciudadanos, Albert Rivera, la impresión que le causó la situación del país, al punto de que se mostró escéptico ante la posibilidad de que el gobierno nacional cumpla con ciertas condiciones para  el diálogo.

—¿Cuál ha sido su impresión del país?

—Es impactante. La situación humanitaria es peor de lo que pensamos en España. El gobierno debería pedir ayuda a la comunidad internacional. En términos políticos es diferente porque la oposición ganó la Asamblea Nacional y eso abre un hilo de esperanza que ahora se está focalizando en el revocatorio. Esto puede hacer que en los próximos meses haya un cambio en Venezuela.

—¿Se reunió con algún actor del gobierno?

—No. Ya de salida (de España) no tuve muy buenas perspectiva cuando el diputado Diosdado Cabello dijo que me querían expulsar del país, pero tuve la ocasión de saludar a un diputado chavista que fue crítico. Le dije que yo estaba dispuesto a dialogar pero no he recibido ninguna llamada ni de la canciller Delcy Rodríguez, ni de ministros, ni gobierno.

 —¿Cree que el gobierno esté dispuesto a ir un diálogo con la oposición y que se acepten condiciones?

—Yo soy muy escéptico en cuanto a que el gobierno quiera eso. Debería el gobierno reconocer la crisis humanitaria y dejarse ayudar. Segundo aceptar que para cualquier diálogo democrático no puede haber presos políticos. Finalmente  respeto a las reglas del juego para la activación del revocatorio.

—¿Qué opinión le merece las conexiones que se hacen entre el partido Podemos con el gobierno venezolano?

—La vinculación política es evidente. También hay una conexión financiera, de promover un partido político chavista en España. Paradójicamente, el chavismo tilda de injerencia cuando algunos venimos a prestar ayuda, pero cuando ellos financian a un partido político en España lo ven con normalidad.

—¿Teme usted por los españoles que están en Venezuela?

—Ha sido duro. Han sido testimonios durísimos de españoles que están pidiendo tratamientos médicos que no pueden tener aquí. Hay otros que quieren regresar. También he visto a venezolanos pidiendo asilo.

—Su partido va a formar gobierno en España. ¿Promoverá más acciones a favor de la democracia?

—En primer lugar resolver la crisis humanitaria que no es poco. España no es un país con dificultades económicas como muchos otros de Europa. Es un país próspero y poder ayudar en lo básico, comida y medicinas, para dar estabilidad. Confío en que la mayoría social que ya demostró en las últimas urnas que es opositora al régimen de Maduro acabe ganando también las elecciones regionales que deben ser en diciembre y acabe forzando un revocatorio.

—Las relaciones entre los gobiernos de Rajoy y Maduro son hostiles. ¿Está llamada España a participar en cualquier proceso de mediación en este contexto?

—A mí me gustaría pensar que España en un futuro va a volver a restablecer los lazos culturales, políticos, comerciales con Latinoamérica. Tanto en Venezuela, como en Cuba y otros lugares donde hay dificultades.

—¿Qué riesgo ve usted para los españoles aquí en Venezuela con la política interna?

—Confío que con el voto moderado, que quiere cambios a mejor, acabe superando esto.

—¿Qué puede aprender Venezuela del proceso de reconciliación de España después de la guerra civil?

—Salvando las distancias. Si queremos coger el concepto de reconciliación, es que cuando pasa un periodo sepas rehacer el país y no dividir a la gente. Ese es el gran fracaso del chavismo, que no es capaz de contentar a los suyos. La reconciliación es trabajar para todos los venezolanos.