• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Alarma en EE UU por accidentes con trampolines

Los dueños de los parques de trampolines insisten en que las heridas graves son sumamente inusuales y que los temores son exagerados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Stephen Merrill era un estudiante universitario dos años atrás cuando fue con sus amigos a un parque de trampolines en Utah para divertirse saltando y brincando.

En cierto momento Merrill saltó hacia un baúl lleno de bloques de goma, pero los cojines no lo frenaron y él se dio de cabeza contra el suelo. Se fracturó una vértebra en el cuello y quedó inmóvil permanentemente, del cuello para abajo.

Lo que le ocurrió a Merrill subraya los peligros, desde hace tiempo anunciados por médicos y funcionarios oficiales, de ese tipo de parques de diversión. Han surgido llamados para intensificar las regulaciones sobre tales instalaciones, sumamente populares debido a que ofrecen diversión para toda la familia, y un lugar fantástico para fiestas de cumpleaños o visitas de campamento, incluso en días lluviosos.

"Cualquier lugar donde pueda ocurrir algo así es malo, es una lesión realmente devastadora", expresó Merrill, de 22 años, sobre su experiencia. "No me parece que esos parques están siendo bien regulados, si algo así puede ocurrir".

Algunos médicos insisten en que esos parques son peligrosos y citan como ejemplo la cantidad de heridas, fracturas y lesiones. Los gobiernos locales están empezando a percatarse de la situación, y por lo menos en Utah y California están tratando de implementar leyes al respecto.

Los dueños de los parques de trampolines insisten en que las heridas graves son sumamente inusuales y que los temores son exagerados. Señalan que la proporción de lesiones es mucho menor que la de deportes como béisbol o fútbol, y que sus parques de diversión ofrecen un recurso valioso para que niños y adultos pasen un buen rato y se ejerciten un poco.

Los parques de diversión por lo general son almacenes enormes con trampolines desde los cuales los visitantes pueden saltar en distintas direcciones, practicar canastas de básquetbol y hacer gimnasia. A veces hay pozos llenos de cojines hacia donde la gente puede zambullirse. El sector ha tenido un crecimiento voraz: en 2007 había sólo unos cuantos en el oeste de Estados Unidos y hoy hay unos 160 a nivel mundial, estima ASTM International, una organización que vigila esa industria.

Como medida de seguridad, muchos de los parques de diversión contratan guardias como salvavidas, que se aseguran de que los visitantes obedezcan las reglas. Además, todo visitante debe firmar un contrato en que exime a la instalación de toda responsabilidad.

Pero al menos en un condado de Utah, una agrupación de médicos sostiene que las medidas son insuficientes y le han pedido a la junta de salud local que tome acción.

"Se están produciendo heridas graves, muy severas, que son causadas por impactos a alta velocidad", declaró el doctor Craig Cook, director de traumatología en el Centro Médico Utah Valley. "Son heridas como las que se ven en accidentes viales, o en guerras".

El personal de emergencia en el hospital dice que las heridas en parques de diversión con trampolines ascendieron a 52 entre mayo de 2011 y noviembre de 2012. La mayoría son hombres jóvenes, de unos 19 años de edad, con heridas tales como pies dislocados, hemorragias cerebrales y parálisis.

Misty Uribe, gerente del parque de diversiones de trampolines Lowes Extreme Air Sports en Provo, Utah, dice que el local ya se atañe a muchas de las normas propuestas por la junta de salud, y sostiene que el sector ha sido difamado injustamente.

Uribe sostiene que en su parque de trampolines, la cantidad de heridas en proporción con el número de visitantes es ínfima, de apenas una por 20.000 visitantes. En el caso de Merrill, dijo, él violó las normas de seguridad, pero aun así el establecimiento tomó medidas para evitar más accidentes.

"Lo que me preocupa es que, una vez empiezan a tomar este tipo de medidas, ¿a dónde van a llegar?", dijo Uribe.

La Junta de Salud de Utah está considerando propuestas para obligar a los parques de trampolines a supervisar mejor sus actividades, reportar las lesiones a las autoridades y advertir más claramente a los clientes sobre los riesgos de la actividad.

"Ciertamente sentimos la obligación de informar al público sobre los riesgos de cualquier actividad, especialmente una que involucra un lugar que está abierto al público en general", expresó el doctor Joseph Miner, director ejecutivo del departamento de salud local.

Las propuestas en parte están redactadas en base a legislación de California que crearía un sistema de inspección para los parques de trampolines similar al que existe para los parques de diversiones, y contemplaría las ofertas de pólizas de seguro, entrenamiento de empleados y registro de lesiones. La propuesta fue formulada por una mujer de Coronado cuyo hijo, de 30 años, murió al fracturarse la nuca en un parque de trampolines de Arizona en 2012.

En Orem, el parque de trampolines "Get Air Hang Time" ha colocado carteles advirtiendo del peligro de "lesiones catastróficas o incluso la muerte" al saltar. Además de obligar a los participantes a firmar un contrato de exención de culpabilidad, el local los lleva a ver un video sobre la manera de usar los trampolines.

"Tratamos de asegurar que la gente esté enterada de los riesgos que esta actividad involucra, y que sepan que hay un riesgo, al igual que en cualquier otra actividad recreacional", declaró el propietario del lugar, Aaron Cobabe.

Añadió que su parque de trampolines recibió más de 150.000 visitantes entre julio de 2012 y julio de 2013, y que en ese periodo 11 personas sufrieron lesiones graves.

"La gran mayoría de la gente que vienen a nuestras instalaciones, disfrutan de la actividad y salen sin lesión alguna", aclaró.