• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Otros dos meses más en estado de emergencia

El canal Al Yazira emprendió acciones legales contra Egipto por la detención de periodistas y el cierre de sus oficinas en ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente interino de Egipto, Adli Mansur, prolongó por dos meses más el estado nacional de emergencia, por razones de seguridad.

El Gobierno decretó la medida, que inicialmente duraría un mes, el 14 de agosto, junto al toque de queda en 11 provincias del país, tras violentos enfrentamientos entre los partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi con las autoridades que dejaron miles de víctimas. Protestas esporádicas de los partidarios de Mursi, derrocado el pasado 3 de julio, siguen siendo una ocurrencia casi diaria, y el Gobierno denunció que encara una campaña organizada de violencia cuyo objetivo es desestabilizar el país.

Las autoridades han reprimido a los partidarios del ex presidente, incluyendo miembros destacados de su Hermandad Musulmana y otros islamistas. Los funcionarios de seguridad dijeron que por lo menos 2.000 de estos miembros fueron detenidos el último mes, y todos ellos encaran juicios.

Los ataques extremistas contra las comisarías de policía, oficinas gubernamentales e iglesias han pasado a ser habituales en el sur de Egipto, la península del Sinaí y en El Cairo.

 Denuncia. El canal de televisión de Catar Al Yazira anunció que ha decidido emprender acciones legales contra Egipto por la reciente detención de varios de sus periodistas, el cierre de sus oficinas y otras trabas para el trabajo informativo en el país.

Un comunicado de la cadena difundido en su portal explicó que ha pedido a la firma de abogados Carter-Ruck, con sede en Londres, que tome acciones ante tribunales internacionales, las Naciones Unidas y otros organismos, para proteger a sus periodistas y garantizar su derecho de informar veraz y libremente sobre lo que sucede en Egipto.

El canal acusó al gobierno interino de haber llevado a cabo una campaña contra el medio desde que el Ejército depuso a Mursi. "Un gran número de periodistas que trabajan para Al Yazira han sido arrestados por los servicios de seguridad sin estar acusados o con cargos políticamente motivados", declaró un vocero del canal.

Denunció los ataques contra sus oficinas por parte de militares, policías y grupos que apoyan al oficialismo. La justicia egipcia ordenó el pasado 3 de septiembre la suspensión de la difusión del medio en ese país y de tres televisiones islamistas por carecer de permisos y difundir informaciones incorrectas que dañan a la nación. Grupos de derechos humanos denunciaron el cierre de los medios televisivos y el arresto de varios de sus trabajadores, acusados de instigar a la violencia para apoyar a Mursi.