• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Afirman que Caracas endurece discurso antiimperialista para fortalecer su base

El portavoz estadounidense Mark Toner defendió la decisión de Estados Unidos sobre funcionarios venezolanos | Foto Archivo El Nacional

El portavoz estadounidense Mark Toner defendió la decisión de Estados Unidos sobre funcionarios venezolanos | Foto Archivo El Nacional

Obama dijo que decidió a comienzos de su primer mandato no tratar como un adversario a Hugo Chávez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Departamento de Estado de Estados Unidos todavía no ha recibido notificación oficial de Caracas sobre el retiro del encargado de negocios de Venezuela en Washington, Maximilien Sánchez Arveláiz, como anunció el presidente Nicolás Maduro el miércoles, informó Mark Toner, portavoz adjunto de la diplomacia estadounidense.

Toner defendió la posición del gobierno del presidente Barack Obama, que la semana pasada prorrogó por un año más el estado de alerta sobre Venezuela. Aclaró que las sanciones están limitadas a ciertos funcionarios venezolanos,  no contra el pueblo.

El embajador Edmundo González Urrutia señaló que la medida corresponde a la tesis del enemigo externo para fortalecerse internamente: “Utilizan esos temas de política exterior con el propósito de sacar rédito en su política interna. Buscan un tema para aglutinar sus bases políticas y ponerse en una línea fuerte y dura de lenguaje para confrontar a Estados Unidos”. Agregó que la decisión tomada por el presidente Nicolás Maduro es unilateral y no es retributiva.

El presidente del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales, Kenneth Ramírez,  afirmó que “se redujo el nivel de las relaciones diplomáticas al retirar el encargado de negocios”.  “Nos lleva al estado previo a 2015, el nivel de la relación tenía una expectativa de mejora cuando se instauró el canal informal con el enviado especial de la Casa Blanca para Venezuela, Thomas Shannon, pero como no se avanzó y el gobierno venezolano ha impulsado esta estrategia de pinza contra la Asamblea Nacional, entre la Sala Constitucional y el Poder Ejecutivo, se ordenó la ratificación del decreto y por eso la reacción del gobierno venezolano”, dijo.

Ramírez consideró que nuevamente tenemos una relación perturbada, con un nivel muy bajo de expectativas. “Esta renovación se produce en los meses finales del gobierno de Obama y en un contexto donde se estudia la activación de la Carta Democrática a Venezuela”.

Aseguró que la relación económica entre los dos países no cambiará. “El gobierno de Maduro requiere cada dólar que pueda recabar y el mercado estadounidense es premium”.

Agregó que la posición venezolana de mantener a los presos políticos y de intentar escamotear la victoria legislativa de la oposición  motiva se mantenga la orden Ejecutiva de Estados Unidos.

Ramírez añadió que varias naciones de la región han expresado preocupación por la democracia venezolana, porque consideran una situación de alteración del orden Constitucional que no se le reconozcan las competencias del Legislativo, y esto causa que se hable de activar los mecanismos de la Carta Democrática Interamericana.

Entretanto, Obama dijo que decidió, a comienzos de su primer mandato, no tratar como un adversario como Hugo Chávez porque no le veía como una amenaza y eso rebajó el sentimiento antiestadounidense en la región.