• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Polémica en Argentina por afiches del Papa

Afiches de Cristina Fernández con el Papa Francisco han causado polémica en Argentina / Foto AFP

Afiches de Cristina Fernández con el Papa Francisco han causado polémica en Argentina / Foto AFP

Líderes de oposición a Kirchner denunciaron los carteles producidos por una empresa de mercadotecnia vinculada al gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Afiches del papa Francisco junto a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y su principal precandidato, Juan Manuel Insaurralde, para las próximas elecciones legislativas, fueron pegados por Buenos Aires y desataron una fuerte polémica en Argentina. Varios líderes opositores denunciaron el uso electoral del sumo pontífice.

El cartel fue producido por Equipos de Difusión, una empresa de mercadotecnia política vinculada al gobierno. Los dirigentes de la oposición denunciaron la eventualidad, además del viaje de la presidente a Brasil. Consideraron que infringió la ley sobre campañas electorales, que prohíbe al gobierno la inauguración de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo y, en general, la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos a cargos públicos electivos nacionales.

Margarita Stolbizer, aspirante a diputado de una coalición centrista, apuntó que la presidenta puso los recursos públicos a disposición de Insaurralde y que eso es una situación desigual con el resto de las fuerzas políticas en materia de recursos.


Jóvenes. El papa Francisco se refirió durante la plegaria del Ángelus en la plaza San Pedro, a su reciente viaje a Brasil en ocasión de las Jornadas Mundiales de la Juventud, y afirmó que los jóvenes no siguen al Papa sino a Jesucristo. Es su primera misa tras el regreso de la JMJ. El domingo pasado el pontífice estaba en Brasil celebrando la misa de cierre de la Jornada en la playa de Copacabana. El portavoz del Vaticano indicó que más de tres millones de fieles, peregrinos de las JMJ o ciudadanos, asistieron a aquella ceremonia.