• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Aerolíneas brasileñas cancelan vuelos a Argentina

Tam, en un comunicado, anunció la cancelación de 19 vuelos desde Sao Paulo, Río de Janeiro y Asunción (Paraguay) con destino a las ciudades argentinas de Buenos Aires, Córdoba y Rosario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tam y Gol, las dos mayores aerolíneas brasileñas, anunciaron hoy la cancelación de los vuelos que tenían previstos para el martes desde y hacia Argentina como consecuencia de la huelga por reclamos salariales convocada para mañana y que se prevé que paralizará el transporte del país vecino.

Tam, en un comunicado, anunció la cancelación de 19 vuelos desde Sao Paulo, Río de Janeiro y Asunción (Paraguay) con destino a las ciudades argentinas de Buenos Aires, Córdoba y Rosario, así como de los que saldrían de los aeropuertos argentinos.

La mayor aerolínea brasileña justificó su decisión por la "paralización general prevista para ocurrir en ese país el martes" y dijo que los pasajeros que tenían pasajes para esos vuelos podrán reprogramar sus viajes para los próximos quince días sin ningún costo.

La Gol, por su parte, canceló seis vuelos previstos para el martes con destino o procedencia de Argentina e informó de que está entrando en contacto con los pasajeros afectados para reacomodarlos en otros vuelos a partir del miércoles.

La convocatoria al paro nacional fue hecha por varios sindicatos, incluyendo el de pilotos y azafatas, que exigen la eliminación de un impuesto que afecta los salarios. El Gobierno argentino atribuye el paro a intereses políticos en año electoral.

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, aseguró que la medida de fuerza está "absolutamente fuera de lugar" y lamentó que la convoquen "gremios que han sido privilegiados en los últimos años por las políticas del gobierno nacional".

La huelga también paralizará el funcionamiento de los trenes, los autobuses y el subterráneo (metro), entre otros servicios de transporte de corta, media y larga distancia.

La última huelga general que afrontó el Gobierno de Cristina Fernández fue el pasado agosto, cuando sindicatos opositores, con el apoyo de movimientos de izquierda y sectores rurales organizaron un paro de 36 horas en rechazo de las políticas del gobierno.