• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Advierten sobre riesgos de las reelecciones indefinidas

Rousseff gobierna desde 2010, pero su mandato es una continuación del de Lula Da Silva, electo en 2002 | Foto EFE

Rousseff gobierna desde 2010, pero su mandato es una continuación del de Lula Da Silva, electo en 2002 | Foto EFE

Especialistas consideran que la alternabilidad es una característica intrínseca de la democracia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las reelecciones de los presidentes Evo Morales en Bolivia y Dilma Rousseff en Brasil, además del probable retorno de Tabaré Vázquez a la primera magistratura en Uruguay, han vuelto a sembrar dudas sobre la calidad de la democracia en América Latina ante la ausencia de uno de sus principios básicos: la alternabilidad.

Morales está en el poder desde 2006. Rousseff gobierna desde 2010, pero su mandato es una continuación del de Lula Da Silva, electo en 2002. Vásquez ya fue presidente entre 2005 y 2010 con el respaldo del Frente Amplio, la coalición que lo respalda ahora y a la que pertenece el mandatario actual José Mujica.

En los tres casos la permanencia en el gobierno es producto de gestiones consideradas positivas dentro y fuera del país. Este argumento, sin embargo, no puede ser suficiente para validar la reelección indefinida, señala Angelina Jaffe, directora del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Metropolitana.

Jaffe recuerda que la alternabilidad es una característica intrínseca de la democracia y un factor importante para la investigación de irregularidades en materias como derechos humanos y corrupción, que suelen salir adelante con más facilidad cuando hay cambios de gobierno.

El embajador Sadio Garavini advierte que el reeleccionismo indefinido es preocupante porque afecta a casi todos los países de América del Sur. Este año Juan Manuel Santos repitió en Colombia, país que gobierna desde 2010, y Michelle Bachelet volvió en Chile, nación que presidió entre 2006 y 2010.

En Argentina, el hijo de la mandataria Cristina Fernández de Kirchner –que llegó al poder hace siete años sucediendo a su esposo Néstor (2003-2007)­–, suena como posible candidato para las elecciones de 2015. En Ecuador, el presidente Rafael Correa baraja la posibilidad de presentarse para un tercer mandato, aunque al principio lo negaba.

Garavini indica que la permanencia en el poder de una misma persona, familia o partido refuerza la tendencia al presidencialismo y el autoritarismo que existe en la cultura política de América Latina. Agrega que la debilidad de las instituciones en la región genera una ventaja excesiva para los gobernantes que buscan la reelección.

La internacionalista Elsa Cardozo señala que el personalismo es preocupante y más aún cuando los cambios constitucionales realizados en la región para permitir la reelección no han estado acompañados por leyes que permitan frenar el ventajismo del gobierno. “Hemos visto el uso y abuso de los recursos del Estado en casi todos los países”.

Cardozo agrega que el debilitamiento de los procesos de observación electoral, por las trabas que muchos países han puesto a las organizaciones especializadas en la materia, limita la posibilidad de detectar irregularidades.