• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Acusan formalmente a dos detenidos por el asesinato de opositor ucraniano

Boris Nemtsov/ AP

Boris Nemtsov, el opositor ucraniano asesinado/ AP

El Comité de Instrucción de Rusia adelantó hoy que pediría el arresto bajo prisión preventiva de los cinco en conexión con el caso, según informaron las agencias locales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Justicia rusa acusó hoy formalmente a dos de los detenidos por el asesinato del opositor ruso Boris Nemtsov, tiroteado el pasado 27 de febrero a escasos metros del Kremlin.

Se trata de Anzor Gubashev y Zaúr Dadáev, ambos de origen chechén, mientras "los otros tres mantienen el estatus de sospechosos", informó Anna Fadeyeva, portavoz del Tribunal Basmanni de Moscú, sin especificar los cargos.

También dijo que hay un total de cinco detenidos y que todos fueron hoy trasladados a las dependencias del tribunal por las fuerzas de seguridad, que procedieron ayer a su apresamiento.

El Comité de Instrucción de Rusia adelantó hoy que pediría el arresto bajo prisión preventiva de los cinco en conexión con el caso, según informaron las agencias locales.

El jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), Alexandr Bórtnikov, anunció el sábado la detención de Gubashev y Dadáev.

Anoche también se conoció por otras fuentes el apresamiento del hermano menor de Gubashev, Shaguid, y de otro sospechoso que acompañaba a Dadáev; mientras que se desconoce la identidad del quinto detenido.

El secretario del Consejo de Seguridad de Ingushetia, Albert Barajóev, explicó a medios locales que Dadáev es subcomandante de un batallón del Ministerio del Interior de Chechenia; mientras Gubashev trabaja en una empresa de seguridad de la región de Moscú.

El Comité de Instrucción de Rusia informó de que, "según los datos de la investigación, los detenidos (Dadáev y Gubashev) participaron tanto en la organización como en la ejecución del asesinato".

Los correligionarios de Nemtsov acusan al Kremlin no de apretar el gatillo ni de encargar el asesinato, pero si de crear el caldo de cultivo para el crimen al plantar la "semilla del odio" contra los que critican la anexión de Crimea y se oponen a la injerencia militar en Ucrania.

Según informó su secretaria, Olga Shorina, Nemtsov estaba en contacto con soldados rusos de la región de Ivanovo, cuyos compañeros de regimiento murieron en combates en el este de Ucrania, extremo que el Kremlin niega rotundamente.

El presidente ruso, Vladímir Putin, exigió esta semana al Ministerio del Interior prevenir crímenes políticos como "el descarado asesinato de Boris Nemtsov en pleno centro de la capital".

"Hay que librar de una vez por todas a Rusia de la vergüenza y de tragedias como la que vemos visto y sufrido recientemente", dijo después de que decenas de miles de personas participaran el 1 de marzo en una marcha en memoria de Nemtsov por las calles de Moscú.