• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Acusan al Ejército de Nicaragua de espiar y perseguir a un periodista

Aseguran que esas actividades "se han ejecutado de forma encubierta por un período indeterminado y también de forma abierta"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El director del periódico Confidencial y el programa televisivo Esta Semana, Carlos Fernando Chamorro, acusó al Ejército de Nicaragua de espiar e intimidar a uno de sus periodistas, Ismael López Ocampo, y anunció que pedirá a la Asamblea Nacional investigar ese caso.

"Por este medio presentamos ante usted nuestra más enérgica protesta por las actividades de espionaje político e intimidación, que oficiales de la Dirección de Información para la Defensa (DID) del Ejército de Nicaragua han venido desarrollando en perjuicio del periodista Ismael López Ocampo y su familia", señaló Chamorro en una carta pública dirigida al comandante general de la Fuerza Armada, general Julio César Avilés.

Las presuntas actividades de espionaje político e intimidación, a la cual el Ejército no se ha referido aún, también incluirían a los medios de comunicación Esta Semana y Confidencial, en los cuales trabaja el periodista.

Según Chamorro, hijo de la expresidenta Violeta Barrios (1990-1997) y del periodista Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, asesinado el 10 de enero de 1978 por sicarios de la dictadura somocista y declarado por unanimidad "héroe nacional" por el Congreso, esas actividades "se han ejecutado de forma encubierta por un período indeterminado y también de forma abierta".

"Al menos entre el mes de agosto y el presente, por sujetos vestidos de civil que se identifican con los rangos militares de mayor y capitán, como oficiales activos de la DID", precisó.

Algunas de las actividades de intimidación y espionaje político desarrolladas por los oficiales de la DID son acoso permanente a los familiares del comunicador, "creando un clima de zozobra, para obtener información sobre la vida personal y las actividades profesionales del periodista".

También la vigilancia permanente sobre el periodista y sus actividades personales y profesionales dentro y fuera de su centro de trabajo.

En la carta, Chamorro aseguró que los oficiales de la DID citaron a López Ocampo a un encuentro presencial el viernes 11 de octubre y que "dicha reunión derivó en un interrogatorio".

"En un acto de abierta intimidación, los oficiales de la DID interrogaron al periodista durante 45 minutos sobre temas de su vida personal y familiar, y sobre temas de su actividad profesional que no tienen ninguna relación con la situación de la Defensa Nacional", denunció Chamorro.

Cuatro días después de ese encuentro, "los oficiales de la DID insistieron en mantener sus actividades de intimidación sobre el periodista, al exhibir de forma conspicua el seguimiento y la vigilancia que realizan sobre todos sus movimientos", señaló en la carta.

Chamorro advirtió que la Constitución prohíbe de forma expresa al Ejército "ejercer actividades de espionaje político" y demandó al general Avilés "el cese inmediato de todas las actividades abiertas y encubiertas de intimidación y espionaje en contra del periodista y su familia".

También pidió al jefe militar adoptar las medidas correctivas y sanciones en contra de los responsables de esos "actos delictivos".

Asimismo, anunció que pedirá a la Asamblea Nacional una investigación independiente sobre estas prácticas abiertas y encubiertas de intimidación y espionaje político "que afectan de forma negativa el clima requerido para el ejercicio de la libertad de expresión".

Por su lado, el periodista pidió el acompañamiento del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), donde denunció las presuntas actividades violatorias a sus derechos humanos.