• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Acnur teme la falta de solución humanitaria si el conflicto sirio se extiende

Ataque con carro bomba en Damasco/ EFE

Ataque con carro bomba en Damasco/ EFE

El responsable de la ONU, que se encuentra de gira por la región, instó a la comunidad internacional que intensifique sus esfuerzos para poner fin al conflicto mediante una solución política

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, mostró hoy su temor por la posible falta de una solución a la crisis humanitaria si el conflicto sirio se extiende en la región.

"Si el conflicto sirio continúa, existe un verdadero peligro de explosión en Oriente Medio y será imposible responder a los retos humanitarios y de seguridad", sostuvo Guterres en una rueda de prensa en Beirut.

Según Guterres, la crisis siria se encuentra en un punto "crítico", por lo que -auguró- la situación "empeorará antes que mejorar".

El responsable de la ONU, que se encuentra de gira por la región, instó a la comunidad internacional que intensifique sus esfuerzos para poner fin al conflicto mediante una solución política, antes de que ya "nadie pueda ayudar a los afectados por la crisis humanitaria".

Guterres resaltó también el impacto negativo que puede tener ese conflicto en los países vecinos, adonde sigue llegando un creciente número de refugiados sirios que necesitan ayuda humanitaria.

El alto comisionado pidió que la comunidad internacional amplíe el fondo destinado para ayudar a estos refugiados y los países de acogida hasta los 700 millones de dólares.

Durante la cumbre celebrada en Kuwait a fines de enero, la comunidad internacional prometió 1.500 millones de dólares para los refugiados sirios, pero el Líbano y Jordania se han quejado de no haber recibido la ayuda prometida.

El Líbano tiene serios problemas para acoger al flujo ininterrumpido de personas que huyen de Siria y cobija actualmente a más de 336.000 refugiados sirios, según ACNUR, cifra que las autoridades locales elevan a más de un millón.

"El impacto de la crisis siria sobre el Líbano, que sufre de divisiones políticas, constituye una amenaza para este país", aseguró Guterres.

La situación de la seguridad también se ha deteriorado en el Líbano desde que comenzó la revuelta en Siria, hace dos años, en los que también ha habido secuestros y enfrentamientos armados entre detractores y seguidores del presidente sirio, Bachar al Asad, en la ciudad septentrional libanesa de Trípoli, en Beirut y en otras áreas libanesas.