• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Acercamiento entre EE UU y Cuba tardará años en concretarse

Un cubano mira desde su balcón, adornado con una bandera de Cuba y otra de Estados Unidos | Foto: AFP

Foto: AFP

“Hubo un impacto por parte de algunos aliados de Cuba en Latinoamérica, como Venezuela, que no sabían cómo interpretar la noticia”, dijo Roberta Jacobson al referirse al restablecimiento de relaciones Washington-La Habana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diario Granma, periódico oficial del Partido Comunista de Cuba, publicó el lunes fotografías del ex mandatario de Cuba, Fidel Castro, las primeras que exponen en 2015, luego de seis meses sin presentarse en público.

El artículo que acompaña las imágenes es una crónica titulada “Fidel es un fuera de serie”, escrita por Randy Perdomo, estudiante de Filosofía y presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de La Habana, quien describió la visita que realizó a Castro el 23 de enero.

Las imágenes generaron polémica luego de los recientes rumores del fallecimiento del exlíder de la revolución cubana, que se intensificaron desde el anuncio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Perdomo indicó que habló por teléfono durante más de 50 minutos con Castro el 22 de enero y luego tres horas más personalmente, cuando un chofer lo llevó al día siguiente a la casa del exgobernante.

De acuerdo con su relato, trataron temas como la vida universitaria actual, la producción de alimentos y conversaron sobre “Los cinco”, el grupo de cubanos encarcelados en Estados Unidos, tres de ellos liberados en diciembre. Sin embargo, Perdomo no mencionó el proceso diplomático por el que pasa la isla con Estados Unidos.

Esto coincidió con las declaraciones de Josefina Vidal, directora para América del Norte de la Cancillería de Cuba, quien dijo ayer que la soberanía y las cuestiones de orden interno en Cuba no son negociables.
 
La lupa del Senado. Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para América Latina, dijo ayer que el restablecimiento de la diplomacia entre ambos países es el primer paso para la plena normalización de relaciones, lo cual “es un proceso que va a durar años”, aclaró.

Durante la primera audiencia sobre el tema en la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Jacobson descartó que Estados Unidos acceda a no interactuar con disidentes y activistas cubanos, a cambio de obtener autorización de La Habana para convertir en embajada su actual oficina de intereses, de acuerdo con la agencia AP.

“No hay nada en nuestra política que sea una concesión a Cuba”, agregó la diplomática.

“Hubo un impacto por parte de algunos aliados de Cuba en Latinoamérica, como Venezuela, que no sabían cómo interpretar la noticia (del restablecimiento de relaciones)”, puntualizó Jacobson, quien no amplió este tema. Aseguró que el proceso abierto tiene respaldo de los aliados internacionales de Estados Unidos.

Jacobson y Tomasz Malinowski, secretario de Estado Adjunto para los Derechos Humanos, enfatizaron la labor en pro de los derechos humanos que realizan las 360 personas que trabajan en la Sección de Intereses de Estados Unidos en la isla, de las cuales 60 son ciudadanos estadounidenses.

“Tenemos que trabajar para brindarle más información al pueblo cubano”, dijo Malinowski. “Los regímenes totalitarios no ceden el poder voluntariamente; se trata de darle poder al pueblo cubano para que exija sus derechos”, agregó.

Malinowski señaló que Cuba ha hecho del embargo una excusa que ha repetido para justificar su ineficiencia y su represión, y agregó que todos están de acuerdo en que la liberación de los presos políticos no cambia nada en Cuba por sí mismo.

“Cuba sigue siendo un estado unipartidista que intenta controlar toda actividad política, cultural y económica. El gobierno continúa vigilando todo lo que ocurre, desde las plazas de La Habana hasta las reuniones independientes de la sociedad civil en las provincias”.

El tema de las telecomunicaciones expandidas en Cuba también fue discutido, afirmó La Voz de América. Robert Menéndez, senador demócrata, puso en duda que funcione porque, aunque ya tiene un cable submarino con Venezuela, no hay libertad de conectarse a Internet.

Menéndez también cuestionó que el Departamento de Estado esté dispuesto a levantar el estatus de estado terrorista que pesa sobre Cuba y que es una condición establecida entre ambos países para seguir avanzando en las negociaciones.

Cambios en la isla
. El internacionalista Sadio Garavini afirma que el proceso de cambio en la isla va a ser gradual.
“Cuba seguirá usando por un tiempo la retórica contra Estados Unidos. No veo cambios inmediatos drásticos”, expresó.

Garavini explicó que Cuba está interesada en lo económico y Estados Unidos en lo político; por esta razón, el proceso será lento”. A esto se suman las divisiones entre los legisladores del Senado de Estados Unidos que seguirán ralentizando la ejecución de los acuerdos.