• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Abogada defensora de Derechos Humanos abandona huelga de hambre tras 49 días

Su marido había señalado que su situación física era muy mala y que había asegurado que solo dejaría la huelga de hambre si permitían a su hija viajar fuera de Irán

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La abogada y defensora de los Derechos Humanos iraní Nasrin Sotudeh, encarcelada en la prisión de Evin de Teherán dejó, tras 48 días, la huelga de hambre que mantenía para exigir que se permita viajar a su hija al extranjero, informó hoy la web opositora Kaleme.

Este mismo año, Sotudeh, junto con el director de cine iraní Yafar Panahi, también encarcelado, fue galardonada con el Premio Sájarov, que concede el Parlamento Europeo a los defensores de los Derechos Humanos.

Según está página, próxima al líder reformista islámico iraní Mir Husein Musavi, las limitaciones de viaje impuestas a la hija de Sotudeh, Mehrave Jandan, de 12 años, se levantaron tras conversaciones con el Parlamento y el Poder Judicial.

El marido de Sotudeh, Reza Jandan, y representantes de una organización de defensa de los derechos de la mujer, trataron el asunto con dos diputados que, a su vez, hablaron con el jefe del Parlamento, Ali Lariyani, y el del Poder Judicial, ayatolá Sadeq Amoli Lariyani, ambos del ala ultraconservadora del régimen islámico.

Una vez que se permitió viajar a la niña, Sotudeh dio por finalizado el ayuno, que comenzó el pasado 17 de octubre.

Durante la huelga de hambre la abogada fue encerrada en una celda de aislamiento entre el 31 de octubre y el 21 de noviembre.

Su marido había señalado que su situación física era muy mala y que había asegurado que solo dejaría la huelga de hambre si permitían a su hija viajar fuera de Irán.

Nasrin Sotudeh está encarcelada desde septiembre de 2010 y cumple una condena de seis años de prisión y diez de inhabilitación para ejercer la abogacía por atentar contra la seguridad nacional, tras haber representado como letrada a opositores después de las acusaciones de fraude y las protestas en las elecciones presidenciales de 2009.

En octubre pasado, un grupo de eurodiputados que tenían previsto viajar a Irán para invitar a Panahi y Sotoudeh a la entrega del Premio Sájarov 2012, cancelaron su visita tras advertirles el régimen de Teherán de que se les impediría encontrarse con ellos.