• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

AI pidió que transición venezolana no olvide problemas en DDHH

Amnistía Internacional denunció durante la Presidencia de Chávez, las amenazas e intimidaciones a los defensores de derechos humanos, los procesos legales contra críticos del gobierno, abusos policiales y las condiciones en las prisiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy que tras la muerte del presidente Hugo Chávez la transición en Venezuela se realice teniendo en cuenta la "urgencia" de hacer frente a los problemas en el respeto a los derechos humanos.

"Pedimos a aquellos que tomarán el testigo durante esta transición y después de la misma que se aseguren de que los problemas de derechos humanos se solucionen y sean tratados como un asunto urgente", indicó AI en un comunicado transmitido desde Washington.

"Esperamos que los derechos humanos y el imperio de la ley sean respetados durante estos momentos de transición", pidió Amnistía Internacional en el texto.

AI recordó que ha denunciado durante la Presidencia de Chávez, las amenazas e intimidaciones a los defensores de derechos humanos, los procesos legales contra críticos del Gobierno Bolivariano, abusos policiales, las condiciones en las prisiones y la violencia contra las mujeres.

No obstante, Amnistía Internacional reconoce los avances en los 14 años de Gobierno de Chávez, que se han establecido "importantes programas sociales para ayudar a los más vulnerables" y se ha mejorado el acceso a educación, vivienda y salud.

Asimismo, apunta que se han dado pasos para erradicar la violencia contra la mujer o reformar el código de conducta de la Policía.

"Pese a estas medidas, el número de violaciones de los derechos humanos cometidas por la policía siguen siendo altas y la seguridad sigue siendo una gran preocupación en todo el país", indica el organismo, que añade que esa violencia diaria se extiende a las prisiones.

AI también criticó el acoso a periodistas en Venezuela, las intimidaciones a la oposición política y los intentos de este país por escapar al escrutinio de organismos internacionales como su decisión de retirarse de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), anunciada el pasado 10 de septiembre.

Esa medida es el primer paso para abandonar la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que, de no haber marcha atrás por parte venezolana, se concretaría el 11 de septiembre de 2013.