• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Irán y las potencias mundiales alcanzaron   acuerdo histórico para limitar programa nuclear

Los representantes del grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia, más Alemania) se mostraron satisfechos | EFE

Los representantes del grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia, más Alemania) se mostraron satisfechos | EFE

El compromiso temporal abre un período de conversaciones de seis meses en el que se buscará una solución global a la cuestión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Irán y las potencias mundiales alcanzaron un acuerdo histórico para limitar el programa nuclear iraní a cambio de un alivio en las sanciones aunque surgieron, de inmediato, divergencias de interpretación sobre la cuestión del enriquecimiento de uranio.

Tras más de cuatro días de intensas negociaciones en Ginebra, la República Islámica aceptó limitar su programa nuclear a cambio de que se suavicen parcialmente las sanciones económicas impuestas al país.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, fue la encargada de anunciar este acuerdo. Rodeada del ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, y de sus homólogos del grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia, más Alemania) que participaron en las negociaciones, Ashton anunció un plan de acción para congelar el programa atómico de Irán.

El acuerdo temporal abre un período de conversaciones de seis meses en el que se buscará una solución global a la cuestión.

Interpretaciones contrarias. El presidente de Irán, Hasan Rohani, estimó que "en el acuerdo, el derecho a enriquecer uranio en territorio iraní fue aceptado". Sin embargo, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, aseguró que el texto "no dice que Irán tenga derecho al enriquecimiento de uranio, digan lo que digan ciertas interpretaciones".

El ministro de Exteriores de Reino Unido, William Hague, explicó que “lo que dice el documento es que en el marco de una solución completa, si alcanzamos el siguiente nivel, Irán estará en condiciones de disfrutar de sus derechos fundamentales a disponer de la energía nuclear con fines pacíficos, lo que implicará lo que llamamos un programa de enriquecimiento definido mutuamente y limitado a las necesidades prácticas".

Puntos principales. El acuerdo suaviza algunas de las sanciones internacionales contra Irán a cambio, Teherán reduce el calibre de su programa nuclear, eliminando el uranio enriquecido al 20%. Además, Irán abre ese programa a una mayor vigilancia internacional  a la espera de una solución global del asunto.

El plan supone que Irán no enriquecerá más uranio a más del 5% durante seis meses; no mantendrá  actividades en la fábrica de Natanz, la de Fordo, así como la del reactor (de agua pesada) de Arak; no habrá nuevas instalaciones de enriquecimiento; permitirá una mayor vigilancia y  entregará información detallada a la Agencia Internacional de la Energía Atómica.

Las seis  potencias, por su parte, se comprometen a suspender  los esfuerzos para reducir las ventas de Irán de petróleo, eliminará las sanciones de Estados Unidos a la industria automotriz de Irán y la no aplicación de alguna sanción nueva del Consejo de Seguridad de la ONU relativa al tema nuclear.

Reacciones internacionales

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que este acuerdo cierra el camino para que Irán logre la bomba atómica, aunque subrayó las grandes dificultades que siguen existiendo respecto a este tema

Obama llamó al Congreso a que no apruebe nuevas sanciones contra Irán. Israel manifestó su desacuerdo y mantiene la sospecha de que Teherán trata de fabricar la bomba atómica bajo la apariencia de un programa nuclear civil

El guía supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, calificó el acuerdo como un logro, mientras que el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, declaró que este pacto "podría ser el comienzo de un acuerdo histórico para los pueblos y naciones de Medio Oriente y más allá de esa región".

"Se ha efectuado un gran avance, pero solo el primero en un largo y difícil camino", afirmó el presidente de Rusia, Vladimir Putin, mientras su homólogo de Francia , François Hollande, consideró el acuerdo como una etapa hacia el cese del programa militar nuclear de Irán.