• Caracas (Venezuela)

Mitzy Capriles de Ledezma

Al instante

Recibirán su castigo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A raíz de la arbitraria detención de Antonio Ledezma el pasado febrero,  la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) –al igual que  otros importantes organismos internacionales– alzó su voz de protesta y exigió respeto a los derechos humanos en Venezuela. En esa ocasión el organismo condenó que el régimen venezolano utilice la vieja práctica de los dictadores totalitarios de invocar la conspiración, el golpe de Estado y la judicialización de cualquier imputación falsa a los dirigentes y líderes opositores.

Esta semana, en un nuevo pronunciamiento –esta vez de las mujeres de la institución reunidas en la capital argentina– se ratifica la exigencia al respeto de los derechos humanos de Antonio Ledezma, Leopoldo López, Daniel Ceballos y demás presos políticos y estudiantes hoy tras las rejas, y exigen su libertad, así como el cese del hostigamiento a María Corina Machado y otros líderes de la oposición.

Las mujeres de la UPLA, manifestaron su profunda preocupación frente a la  realidad venezolana, y solicitaron a las autoridades de este país a que busquen mecanismos para terminar con el desabastecimiento de los artículos esenciales de la dieta diaria y con ello acabar con las largas colas y la pérdida de tiempo que sufren la mayoría de las mujeres en el país para tratar de obtener los alimentos que requiere su grupo familiar.

De igual manera se hizo una exhortación a Nicolás Maduro a garantizar el derecho de los ciudadanos venezolanos a estar informados y a que no se utilice la vía judicial como mecanismo de persecución al libre ejercicio del periodismo. En este sentido, consideraron fundamental que los medios de comunicación en el país tengan derecho a las divisas necesarias que les permitan adquirir el papel y los insumos que requieren. Sostienen que carecen de toda justicia las prohibiciones de salida del país que recaen sobre periodistas o directores de medios con el propósito de intimidarlos.

Pusieron de manifiesto la solidaridad y acompañamiento a la familia venezolana que  sufre los embates del clima de violencia que se vive en el país, que ha arrebatado la vida de niños, jóvenes, mujeres y hombres, así como de funcionarios policiales, todos víctimas de la incapacidad gubernamental para garantizar su derecho a la vida.

Muy acertados estos planteamientos los cuales la sociedad democrática venezolana agradece muy de veras. La ruta a seguir es democrática y pacífica. A este gobierno lo vamos a sancionar, activando todos los mecanismos enmarcados dentro de la Constitución, siempre tomando los caminos cívicos como el que tenemos más próximo, cuando participaremos en las elecciones parlamentarias. El voto será el castigo que más les dolerá a quienes les han dado la espalda a los ciudadanos. Será con millones de votos como sancionaremos a quienes han fracasado al frente de la administración pública, sumiendo al país en una tragedia económica y social que no tiene precedentes en nuestra historia.