• Caracas (Venezuela)

Mitzy Capriles de Ledezma

Al instante

¡Entréguense que están rodeados!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Debo confesar, sin arrogancia alguna, que no me sorprendió para nada el contenido de la carta del secretario general de la OEA, Luis Almagro, a la  presidente del Consejo Nacional Electoral, CNE, Tibisay Lucena. El miércoles 18 del mes pasado, junto a Lilian Tintori y Patricia de Ceballos, tuvimos la oportunidad de conversar por más de dos horas sobre la situación apremiante que vivimos en Venezuela, cuando estamos al borde de la realización de unas elecciones cruciales para la historia de nuestra nación. 

Las 18 páginas que forman esa misiva recogen todos los puntos que estaban en la cabeza preocupada del señor Almagro. Se trata de un examen de la crisis institucional que padecemos, la cual pone de relieve la inocultable ausencia de separación de poderes, lo cual ha traído como consecuencia este desbarajuste económico, social y moral que no escapa de los expedientes que se han venido elaborando sobre “el caso Venezuela” en la OEA, la ONU, el FMI, la Unión Europea, en los parlamentos del mundo, en los grupos que defienden los derechos humanos y, para vergüenza nacional, también en los equipos antinarcóticos, porque a Venezuela se la tiene como el corredor del narcotráfico.

Lo que uno les cuenta a quienes nos han recibido en todos estos despachos se queda corto para lo insondable de esta barbaridad a la que hemos llegado por obra y gracia de unos esperpentos –como los llama el editor Poleo– que tomaron por asalto el poder. Lo que les queda de fuerza es el ventajismo oficial, la arbitrariedad e impunidad con que manejan los medios de comunicación estatales, los métodos de acosamiento, la inhabilitación de candidatos, la cárcel a donde van a parar los dirigentes políticos disidentes, la corrupción que financia la maquinaria del “partido único”, todo y más está expresado en esa misiva en forma detallada, soportado cada punto con los datos del contexto venezolano.

Mientras tanto, Maduro sigue de viaje, gastando “lo poco que queda en la olla”, que resuena con la caída del precio del oro y la merma de lo que tenemos en el Fondo Monetario Internacional, que se trocó en una reducción de 2.492 millones de dólares de las reservas internacionales. Pero se sigue hablando de Venezuela, mal, pero sonamos.

Preet Bharara es distinguido como el fiscal que más capitalistas ha condenado en Estados Unidos. Es popularmente conocido como “la plaga de Wall Street”, fue ubicado por la revista Worth como una de las 100 personas más influyentes en el ámbito de las finanzas. En relación con América Latina, el 23 de mayo publicó un comunicado con relación a la captura del hijo del ex presidente hondureño Porfirio Lobo por vínculos con el narcotráfico. “Ser el hijo de un ex alto cargo público no significa que estés por encima de la ley”, afirmó Bharara. Fabio Lobo fue acusado de conspirar para introducir a Estados Unidos al menos 5 kilos de cocaína y, de ser declarado culpable, podría recibir una pena máxima de cadena perpetua. ¡Qué vergüenza! que ahora en su estrado se hable de Venezuela, no por las hazañas del Libertador de 5 naciones, sino porque el narcotráfico se quiere adueñar del país.