• Caracas (Venezuela)

Mitzy Capriles de Ledezma

Al instante

¿Decreto secreto?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Está muy claro que a este gobierno se le agotaron las excusas para justificar el desastre en el que metieron a Venezuela. No solo desaparecieron –vía corrupción, despilfarro, regalos, etc.– los petrodólares, también los miles de millones de bolívares que les sacan de los bolsillos a los contribuyentes y que ya no alcanzan para sufragar tanto desorden administrativo. Los voceros del gobierno quieren hacer ver que esta desgracia apareció como un “relámpago”, una vez que se cayeron los precios del petróleo.

Pues bien, hay que salirle al paso a esa mentira. Que se sepa lo que al respecto ha dicho el destacado economista José Toro Hardy que “a partir de 2002 Venezuela tuvo un incremento considerable en los precios petroleros, y que hubo una mala administración de esos ingresos. En el caso específico del crudo venezolano, los precios llegaron en 2008 a 116 dólares por barril, el más alto que ha tenido alguna vez la cesta venezolana. Contando con esos recursos inmensos, el gobierno creyó que todo lo podía hacer, y todo lo hizo, solo que casi todo lo hizo mal”.

Lo insólito es que el gobierno pretenda encubrir toda esta locura con un decreto que se niegan a debatir como corresponde en una democracia. No quieren que se les diga que hace meses solicitaron leyes habilitantes para, supuestamente, encarar la crisis. Que esas leyes habilitantes dan “cancha abierta” para activar las medidas que quieren aplicar con este decreto recién presentado. Resulta que no lo hicieron, y ahora como ya no pueden “despacharse y darse el vuelto” en la nueva Asamblea Nacional, vienen con el pretexto peregrino “de que no es saludable para la nación hacer debates públicos, a través de los medios, sobre algunos temas”.

¿Cuál es el miedo? ¿A qué le temen? ¿A que se sepa la verdad del paradero de los miles de millones de dólares tramitados en el Fondo Chino? La ciudadanía tiene que saber la monstruosidad que se hizo al modificar la Ley del Banco Central de Venezuela y el uso irregular de recursos del Fondo de Estabilización Macroeconómica. La millonada que se esfumó en compra de armas, lo que se atragantaron de Cadivi –más de 25.000 millones  de dólares–, la quiebra de Pdvsa, las operaciones fraudulentas –más de 2.600 millones  de dólares con el sucre, moneda virtual que se puso en vigencia para los países miembros del ALBA–. Y los negocios con el Sitme (Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera). Y lo que pasó en Andorra. El negocio de los ferrys, ¿quiénes están detrás de esa operación? Las subastas del Sicad (Sistema Complementario de Administración de Divisas). Las financiaciones de grupos políticos en España, Nicaragua,  Bolivia, Argentina. Las donaciones especiales a Cuba. Los negociados con las notas estructuradas. Los bonos, las colocaciones de recursos de tesorería.

Otra cosa: show mediático fue botar en cadena de TV a miles de trabajadores de Pdvsa y marinos mercantes. Llamar por teléfono al presidente de un banco para decirle: “Te vamos a expropiar ese banco”. Expropiar, confiscar o estimular  invasiones de tierras y fábricas.