• Caracas (Venezuela)

Mitzy Capriles de Ledezma

Al instante

Caracas la indómita

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 25 de julio de 1567, se fundó un asentamiento llamado a convertirse, 448 años después, en la urbe latinoamericana con una de las mejores situaciones geográficas del Continente, donde conviven más de 6 millones de personas que honran un pasado histórico, aquel que inspiró la letra de nuestro glorioso  Himno Nacional,  al haber dado el primer paso para la emancipación venezolana. Así, soberana y aguerrida, luchadora y profundamente indómita como los indios Caracas que la habitaban en tiempos de la Conquista, hoy se nos presenta llena de contrastes.

Caracas es mi ciudad más querida, aquí nací, aquí crecí y aquí  llevo 65 años continuos soñando y despertándome; disfrutando de su calidez y sin rendirme ante las numerosas dificultades que la acosan. Hoy, como seguro lo harán muchos, renovamos nuestra preocupación por lo que pasa en Caracas; enumeramos uno a uno sus problemas, protestamos, nos quejamos, para terminar diciéndonos que ésta es la “ciudad más bella del mundo”.

Dios nos ha dotado de una ciudad maravillosa: fauna, flora, ríos, montañas, clima, valle y gente. Caracas fue cuna de los más grandes, de los genios que marcaron pautas en esta vida. Caracas ha sido escenario de grandes y trascendentales acontecimientos históricos. Dios se esmeró con nosotros. Por eso no es justo seguir exclamando: ¡Ay Dios, hasta cuándo tanto desorden! ¡Ay Dios,ya basta de tanta inseguridad! ¡Ay Dios, no me alcanza lo que gano para vivir dignamente!

Dios ha querido que seamos la sucursal del Cielo. Dios no se divierte porque tengamos que darle las gracias cuando alguien nos secuestra o nos atraca, pero nos deja vivos. Dios nos dejó las colinas para que crecieran las flores de Galipán, nos puso una corriente de agua en el Guaire, esperando que no la contamináramos con desechos, y nos dio la oportunidad de desarrollar su potencial con la inteligencia y la responsabilidad de sus ciudadanos.

Caracas resiste una arremetida por parte de funcionarios que se sienten por encima de la Constitución y las leyes.Desmantelan instituciones que traen consecuencias devastadoras para la ciudad, y que la hacen difícil de gobernar. Obstaculizan planes de desarrollo y las ideas propuestas para coordinar políticas públicas en materia de seguridad, aseo urbano, movilidad e infraestructura. Hay futuro, hay que salir a su encuentro, hay que trillar caminos y pasar por encima de los estorbos que nos colocan. Esa ruta es exigente, entre otras la que nos impone una expedición unitaria, para contar con la energía y el empuje necesario y vital para no desfallecer en la tarea de presentarle una visión compartida de país a todos los venezolanos.