• Caracas (Venezuela)

Miss Venezuela

Al instante

El fantasma del Miss Venezuela: la pregunta final

Manuel Sainz, recién designado profesor de oratoria del certamen de belleza más importante del país, asegura que el aprendizaje constante es la clave del éxito al momento de expresarse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para la mayoría del público es el momento más esperado de la noche, pero para ellas es quizás el más temido. Muchas candidatas del Miss Venezuela han visto cómo su favoritismo se diluye ante la última pregunta. Con tacones que superan los 15 centímetros de altura, vestidos que les impiden caminar con soltura y millones de personas viéndolas, no solo deben lucir de punta en blanco sino también demostrar que aprendieron a expresarse adecuadamente.

Manuel Sainz, periodista, locutor y profesor universitario, fue elegido este año por Osmel Sousa, María Alexandra Lucena y Yuraima Quintero para ser el profesor de oratoria de las candidatas al certamen de belleza.

El encargado de potenciar el verbo y la desenvoltura de las misses señala que, para ganar, deben aprender a estar serenas, disfrutar el momento y ser lo más auténticas posible.

Con clases constantes, tareas y pruebas prácticas, ya todo está listo para la noche del 8 de octubre. Sin embargo, Sainz afirma que los resultados de su trabajo también se reflejan en el futuro: “Enseño técnicas de cómo desenvolverse no solo en la gala, también durante y después del concurso. Mis clases son para toda la vida”.

A su juicio, el aprendizaje constante es la clave del éxito al momento de expresarse.

“Deben leer lo que sea, su libro favorito, la prensa, lo que quieran. Pero diariamente deben enriquecer su conocimiento de forma y fondo (…) el principio para obtener éxito en la oratoria es tener un caudal de conocimiento en cualquier tema. Si no es así, se está en problemas”, agrega quien hasta hace unos días también fue ancla del noticiero de Venevisión.

Las clases de oratoria de Sainz tienen dos niveles. El primero consta del entrenamiento técnico: cómo mejorar la respiración, articulación, dicción y cómo proyectar la voz. Luego, aprenden a recitar y a hacer calentamiento vocal. Hacen lecturas, improvisan y practican con preguntas y respuestas. Uno de los puntos clave es enseñarles técnicas para dominar el miedo escénico, una de las debilidades al momento de responder la pregunta final.

Misses famosas

Sainz, quien ha impartido cursos de locución en la Universidad Central de Venezuela y es jefe de la cátedra de Radio en esa casa de estudios, recuerda el momento en que Alicia Machado ganó como reina universal de belleza. A su juicio, la virtud de la controversial miss fue su carisma y espontaneidad. “Una vez coincidí con ella en el estacionamiento de Venevisión y es impresionantemente hermosa”, afirma.

Además, dice que es amigo de Vanessa Goncalves y de Irene Esser, quien perdió el Miss Universo luego de responder mal en la ronda de preguntas.

La noche final

El profesor de oratoria del Miss Venezuela afirma que el día del certamen no interrumpirá, regañará ni pondrá más nerviosas a sus alumnas. “Solo observaré cómo es su desenvolvimiento”, indica Sainz, quien ha dado clases a más de 1.500 personas, entre ellas políticos, militares, artistas y otras personalidades.

Una vez que se termine el Miss Venezuela, comenzará una nueva carrera contra el tiempo para preparar a quien representará al país en el Miss Universo. Trabajará en las preguntas que puedan sacarla de su área de confort y así ampliar su abanico de respuestas.

“No pretendemos que las participantes respondan una pregunta como si fueran doctoras en Filosofía. Queremos que sean las jóvenes veinteañeras que ganaron un concurso de belleza”, concluyó.