• Caracas (Venezuela)

Más Deportes

Al instante

La montaña decidió el destino de la Vuelta al Táchira 49°

Yimmi Briceño y la escuadra lotera se van de vacaciones |  FOTO ALEJANDRO YBÁÑEZ

Yimmi Briceño y la escuadra lotera se van de vacaciones | FOTO ALEJANDRO YBÁÑEZ

Los equipos tachirenses marginaron de los puestos de vanguardia a los competidores colombianos y merideños 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la sabiduría que le da su vasta experiencia, el colombiano Félix "el Gato" Cárdenas —bicampeón de Vuelta a Colombia,  triunfador en el Clásico RCN y ganador de tres etapas en la Vuelta a España— dio desde la segunda etapa la clave para entender cómo terminaría la Vuelta al Táchira: “el terreno pondrá a cada quien en su lugar”.

Y así fue. Con líderes intermitentes en la primera mitad, apenas se asomó la montaña fue innegable el poderío de los equipos loteros, que ganaron 7 de las 10 etapas, ubicaron a 6 ciclistas entre los 10 mejores de la general, tuvieron a dos ganadores en categorías individuales y se llevaron el campeonato y subcampeonato por equipos. Cárdenas fue el extranjero mejor ubicado en la clasificación, con el octavo puesto.

Apoderado de la camiseta amarilla desde el jueves, cuando faltaban tres jornadas por disputar entre ellas las dos más exigentes, Yimmi Briceño, el campeón de la Vuelta en 2012 y 2014, tuvo en sus compañeros a los artífices de su éxito. En sus peores momentos, los loteros protegieron su ventaja y se comprometieron a no atentar contra su reinado en búsqueda de satisfacciones personales.

El bicampeón de la justa tachirense, que se apasionó por las bicicletas durante su paso por el ejército, sorprendió a sus técnicos y a sí mismo.

“El mayor sacrificio fue no poder pasar las navidades con mi madre y mi hija, estaba concentrado con el equipo”, recordó. “Pero todo valió la pena, porque también quería taparle la boca a muchos que decían que no volvería a ganar una Vuelta. El sábado fue un día malo para mí, pensé que perdería la camiseta. Pero gracias a Dios y al trabajo de mis compañeros pude celebrar un campeonato que veía lejos de lograr”.

Briceño era parte de una cuarteta de posibles campeones que manejaba el cuerpo técnico de los loteros. Su liderazgo se definió en las primeras etapas y respondió al voto de confianza.

“Apostamos a cuatro corredores. Yimmi mostró su potencial a partir del tercer día y nos sorprendió”, explicó Aldrin Salamanca, técnico de Kino Táchira. “Podíamos haber ganado con cualquiera, este año nos preparamos a conciencia para ganar esta Vuelta y el trabajo comenzó apenas terminó la Vuelta a Venezuela”.

“Ganar no fue tan fácil como pareció porque Kino y Lotería debían correr contra todos los demás equipos que establecieron sus alianzas”, agregó Salamanca. “Además, los colombianos estuvieron mejor de lo que esperábamos”.

La edición 49 de la Vuelta fue buena para el equipo Gobernación del Táchira, dirigido por Samuel Villamizar. La escuadra tuvo a dos ciclistas entre los 10 mejores –Carlos Galvis fue subcampeón y Jorge Abreu sexto-, al campeón joven, Jhorman Flores, que reeditó el título de 2013 y el tercer lugar en la competencia por equipos.


Sin ritmo
La vuelta al Táchira fue una decepción para la escuadra Gobernación de Mérida, que apenas logró cuatro podios –tres de ellos de José Alarcón, sin triunfos-, que no figuró entre los tres mejores equipos y que tuvo apenas a un representante en el top 10 (Alarcón). José Rujano, que partió entre los grandes favoritos, no pudo mostrarse. Nunca consiguió el ritmo para lucirse. “Los loteros nos dificultaron bastante las cosas. En más de un momento pensé que podría hacer un poco más, pero me sigue faltando ritmo. Lo intenté y no se pudo”, dijo el merideño, que espera regresar a la Selección Nacional después de su intento por ganar la presidencia de Feveciclismo. “Estoy satisfecho con los resultados después de 10 meses fuera de competencia. Las cosas no me han resultado completamente malas. La Vuelta no es algo fácil, pensé que me iba a ir mejor, pero no se dieron las cosas como esperaba”.