• Caracas (Venezuela)

Más Deportes

Al instante

Rodolfo González un piloto que no descansa hasta llegar a la meta

González tiene varias ofertas para ser probador en la Fórmula 1 | Foto: Omar Véliz

González tiene varias ofertas para ser probador en la Fórmula 1 | Foto: Omar Véliz

El venezolano está muy cerca de convertirse en el segundo piloto titular de la escudería Marrusia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las predicciones sobre el devenir no estaban reservadas únicamente para los adivinos, debido a que no era tan complicado visualizar a Rodolfo "Speddy" González, hijo del expiloto, Carlos González, heredando cualidades para el volante. El tiempo daría la razón a las intuiciones y poco a poco se veía como emergía un niño con habilidades para acelerar y frenar con eficiencia.

Rodolfo lleva millones de kilómetros recorridos, ya que su infancia fue a todo motor y desde muy temprana edad le agarró el gusto a la velocidad en las pistas de carrera. Su coche de bebe era especial y seguramente iba más rápido que el de los demás niños, ahí iba el futuro piloto venezolano de Formula 1.

En las pista venezolanas de karting comenzaba a resonar el nombre de Rodolfo González, quien impresionaba con sus tiempos y destacaba con sus inusuales destrezas. Pero fue en 1998 cuando speddy decide anunciar a los medios su proyecto de llegar a la máxima categoría del automovilismo, algunos se impresionaron de su osadía, pero muchos percibieron su determinación. El piloto afirma que “en esa época no solo era hablar de un sueño, sino convencer a los patrocinantes y venderle una idea concreta”.

Los tiempos fueron cambiando y la evolución de González era notable, su desarrollo era constante y su progreso iba de la mano de su padre, quien merodeaba en los bancos mundiales en busca de préstamos y se encargaba de las negociaciones con patrocinantes, movimientos que le permitieran costear los exuberantes gastos de la profesión de su hijo.   

Las pistas nacionales quedaban atrás y los recorridos internacionales le daban la bienvenida. En 2006 su destino fue la Formula 3 británica; en 2008 su salto fue para la Formula 3 Euroseries; en 2009 las GP2 Serie y 2013 se convierte en piloto reserva de la escudería Marussia de la F1.

El caraqueño revela que su último año fue de mucho aprendizaje y que la experiencia fue inolvidable, aunque confiesa que le resulto incomodo la poca frecuencia con que conducía el monoplaza. A pesar de ya estar en la F1 su ambición continúa y ahora busca la titularidad.

Ya han pasado más de 14 años desde el planteamiento del sueño del piloto, pero como si nada hubiera cambiado, el miércoles pasado en un encuentro con la prensa se observó al conductor con las misma ansias que cuando era niño y dejó en claro que su convicción sigue intacta. Ya no es solo llegar a la F1, porque ya eso fue tarea cumplida, sino que ahora anhela establecerse y ser figura, hecho que puede concretarse en los próximos días debido a que la escudería Marussia no ha definido su segundo piloto titular y el nombre del venezolano suena con muchas posibilidades para adueñarse del puesto.

Rodolfo mira hacia atrás y recuerda cada una de sus carreras, cada paso, cada kilómetro y admite que “ha tenido que hacer innumerables sacrificios por lograr el sueño que sigue vigente”. 

Continuar arriba

Rodolfo González admite tener en la actualidad varias ofertas, entre las que resaltan las propuestas de ser probador de Pirelli y trabajar con otras escuderías de la Formula 1. De igual forma el piloto aseguró estar enfocado en continuar en la máxima categoría, aunque especuló que dentro de dos o tres años podría correr en Estados Unidos o Europa. 


Foto OMAR VÉLIZ






jmata@el-nacional.com